Opinión:

  1. Home  »  Opinión   »   Diario de Mercados Emergentes Globales – México: preguntas y respuestas para 2013

 

Diario de Mercados Emergentes Globales – México: preguntas y respuestas para 2013

Fecha: 17 de enero de 2013 | Autor:

¿Qué reformas podemos esperar y cuándo?

El gobierno federal, en conjunto con los tres principales partidos políticos (PRI, PAN, PRD), ha establecido el Consejo Rector del Pacto por México. Dicho Consejo publicó los tiempos de las reformas de 2013, estableciendo que las más grandes –la fiscal y la energética– se abordarán durante el segundo semestre, tal como lo declaró recientemente el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

 

Para discusión inmediata, los políticos acuerdan enfocarse en 3 reformas.

1) Una reforma educativa que ya ha sido aprobada por ambas cámaras y está en proceso de discusión en las asambleas estatales; 2) una reforma de telecomunicaciones que garantiza el acceso a la banda ancha para la población, fortalece al regulador del sector, e impulsa la competencia con dos nuevas cadenas televisivas; y 3) una Ley Nacional de Responsabilidad Fiscal para Estados y Municipios, que aborda el nivel de deuda de los gobiernos locales.

 

La reforma energética se presentará durante el primer semestre y se implementará en el segundo.

Ello con el propósito de transformar a PEMEX en una empresa estatal productiva; aumentar la explotación y producción de hidrocarburos; incrementar la competencia en la refinación y trasporte de petroquímicos e hidrocarburos; fortalecer la Comisión Nacional de Hidrocarburos, y en general aumentar la inversión privada. Parte de lo anterior está sujeto a la aprobación de la reforma fiscal. Prevemos que la reforma energética sea aprobada, pero su implementación tomará muchos años: probablemente lo que queda de la administración de Peña.

 

Reforma fiscal será negociada en el segundo semestre, implementada en la primera mitad de 2014.

La reforma buscará aumentar la eficiencia de la recaudación tributaria, fortalecer el federalismo fiscal y la capacidad financiera nacional, incrementar la eficiencia y la transparencia del gasto público, y revisar la política de regímenes especiales y subsidios. Hay que tener en cuenta que eliminar las excepciones del IVA, la tasa cero de los alimentos y las medicinas, y las tasas impositivas especiales (IVA nacional = 16%; IVA fronterizo = 11%) aumentaría los ingresos fiscales un 1.5% del PIB, mientras que eliminar el subsidio a los precios de la gasolina agregaría otro 1.3% del PIB. En nuestra opinión, se aprobará una reforma fiscal que aumente los ingresos, ya sea ampliando la base tributaria del IVA (incluyendo a los alimentos procesados, entre otras mercancías) o aumentando las tasas, o través de ambos canales.

 

Otras reformas serán abordadas en 2013.

Según el Pacto por México, otras reformas incluirían aumentar el acceso de la población a los servicios de salud, fortalecer la Comisión Federal de Competencia, introducir una nueva ley de explotación minera, reformar la estructura legal para impulsar el crédito bancario, crear un cuerpo policiaco nacional, homologar los códigos penales, e impulsar una reforma política.

Aunque el PRI y sus aliados tienen mayoría en la Cámara Baja, necesitan a otro partido para tener éxito en el Senado. Además, algunos miembros del PAN declararon recientemente que no se aprobará la reforma fiscal si no se aborda el tema de las finanzas públicas locales, y si no hay consenso entre las dos Cámaras. En nuestra opinión, la postergación de las principales reformas, del primer al segundo semestre del año, podría ser para construir consenso político.

Consideramos que estas reformas seguirán aumentando el potencial de crecimiento de México. Estimamos que el actual potencial es ligeramente menor al 3%, y va en aumento marginalmente por la ya aprobada reforma laboral, más de una década de estabilidad macro y el boom demográfico que está comenzando en el país

Chart5

 

¿Crecerá México por encima de su potencial una vez más?

México ha registrado crecimiento superior a su potencial por tres años consecutivos pero, ¿lo logrará de nuevo en 2013? En nuestra opinión, México crecerá ligeramente por debajo de su potencial, aunque también podría crecer ligeramente por encima de éste. Dado el impacto sobre el crecimiento que prevemos por el ajuste fiscal de Estados Unidos, donde nuestros economistas prevén un crecimiento inferior al 2% para 2013, nuestro escenario base para el crecimiento de México es de 2.8% interanual.

En particular, prevemos un lento primer semestre para la actividad, seguido de un repunte en la segunda mitad del año. La débil producción industrial de Estados Unidos y las extremadamente débiles remesas de los últimos meses causarán estragos en la actividad de México durante el primer semestre de 2013. Sin embargo, reconocemos que hay probabilidades de que Estados Unidos logre crecer más allá del 2%, en cuyo caso México registraría un crecimiento cercano al 3.5% interanual.

Los riesgos para nuestro pronóstico de crecimiento son mixtos, aunque con sesgo al alza. A la baja, está el escenario donde la negociación fiscal de Estados Unidos es caótica e impacta de manera negativa sobre la actividad económica. Las buenas noticias son que Estados Unidos muestra algunos factores positivos que podrían impulsar a México, como la recuperación del sector vivienda, particularmente si las negociaciones fiscales tienen un buen desenlace. Por el lado doméstico, las inversiones que aumentarán la capacidad del sector automotriz mexicano entrarán en juego durante el segundo semestre, y podrían tener un efecto muy importante sobre el crecimiento.


¿Banxico elevará o recortará sus tasas en 2013?

Prevemos que Banxico mantenga sus tasas al 4.5% durante 2013. Nuestras más recientes proyecciones para la inflación indican una inflación general del 4%, y subyacente de 3% en 2013, debido principalmente a la baja inflación de los servicios, y a pesar de los incrementos relativamente altos para el precio de la gasolina (Chart 6). Junto con nuestro escenario de bajo crecimiento para el primer semestre del año, no observamos incentivo alguno para que Banxico eleve sus tasas durante 2013. Al contrario, estos niveles de inflación abren el campo para que Banxico recorte sus tasas si así lo requiere. Pero, a menos que Estados Unidos crezca por debajo del 1%, consideramos que el banco central de México preferirá no implementar recortes, pues así estará preparado para lidiar con algunos de los choques negativos que podrían avecinarse, incluyendo 1) la incertidumbre que sigue presente en torno al crecimiento de Estados Unidos por su situación fiscal de corto y largo plazo; 2) las problemáticas que aún se desarrollan en Europa; y 3) la posibilidad de que la comience una Gran Rotación este año o el que viene.

Chart6

Asimismo, estimamos que estos potenciales choques negativos también mantendrán a Banxico acumulando reservas a un ritmo similar al registrado en 2012. A pesar de las recientes declaraciones de la Secretaría de Hacienda, consideramos que los hacedores de política en México, particularmente los del banco central, son aversos al riesgo, muy prudentes, y están conscientes de la necesidad de mantener el blindaje contra la volatilidad financiera en estos tiempos tan volátiles.


Carlos Capistrán es economista de BankofAmerica Merrill Lynch.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos − 1 =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad