Finanzas:

  1. Home  »  Finanzas   »   FED reducirá pronto los estímulos monetarios

 

FED reducirá pronto los estímulos monetarios

Fecha: 20 de junio de 2013 | Autor:

– En línea con nuestra expectativa, el Fed mantuvo sin cambios su postura monetaria con algunos cambios al comunicado

– En nuestra opinión, si bien no se percibe que el Fed tenga prisa por retirar el estímulo, está sentando las bases para un cambio en el futuro cercano

– Nuestra expectativa es que el Fed empiece a reducir el ritmo de compras en diciembre, ya que consideramos que:

 

  1. 1.Las recuperación del mercado laboral todavía no es lo suficientemente fuerte como para asegurar una baja consistente en la tasa de desempleo;
  1. 2.El nivel de inflación podría retrasar la decisión; y
  1. 3.Todavía existe un grado de desacuerdo entre los miembros del FOMC, lo cual se refleja en dos votos disidentes –y por razones opuestas-, a la decisión de hoy

 

– Los mercados han mostrado una fuerte decepción ante lo acontecido por parte del Fed


El Fed mantuvo sin cambios su postura de política monetaria. El programa de compra de activos seguirá consistiendo en compras por 40mmd de dólares mensuales en activos respaldados por hipotecas (MBS), y por 45mmd en bonos del Tesoro de largo plazo. Mientras que la tasa fondeo se mantiene en un rango de 0%-0.25%.

Cambios en el comunicado. Los cambios sobre el panorama económico fueron sutiles. Se comentó que el panorama para la actividad económica y el empleo “…han seguido mejorando…”, después de haber dicho que mostraba “…cierta mejoría…”, aunque sin dejar de mencionar que el desempleo continúa a niveles elevados. Asimismo, el FOMC destaca que “…los riesgos a la baja tanto para la economía como para el mercado laboral han disminuido, desde el pasado otoño…”. No obstante, mantienen su perspectiva de que la política fiscal está restringiendo el crecimiento mientras que seguirá siendo dependiente de los datos pues se mantiene la frase que dice: “…el FOMC está preparado para incrementar o reducir el ritmo de sus compras con el fin de mantener una postura de política acomodaticia adecuada de acuerdo a los cambios en las perspectivas del mercado laboral y de la inflación…”.

En cuanto a los estimados macroeconómicos del Fed, los cambios fueron relevantes, sobre todo en lo relacionado con la tasa de desempleo. En el caso de las proyecciones para el crecimiento económico la tendencia central para el 2013 se ubicó en 2.3%-2.6% (previo 2.3%-2.8%) y en 3%-3.5%  (previo 2.9%-3.4%) para el 2014. Mientras tanto, en el caso de la tasa de desempleo la tendencia central es de 7.2%-7.3% (previo 7.3%-7.5%) este año, y –el cambio más relevante a nuestro parecer-, fue el realizado para el estimado de 2014 de 6.7%-7% a 6.5%-6.8%. Esto es relevante tomando en consideración el objetivo planteado para retirar el estímulo por parte del Fed es una tasa de desempleo en torno al 6.5%. Finalmente, en el caso de la inflación, el deflactor subyacente del gasto en consumo se espera que muestre una variación de 1.2%-1.3% (previo 1.5%-1.6%) en el 2013 y 1.5%-1.8% (previo 1.7%-2.0%) en el 2014.

fed jun

En la conferencia de prensa, Bernanke destacó que la reducción o inclusive el fin de los programas de compras de activos, no implican necesariamente el retiro del estímulo. En línea con nuestra expectativa, el presidente del Fed destacó que si los datos económicos siguen siendo consistentes con sus estimados, podría ser apropiado moderar el ritmo de compras más adelante en el año. Inclusive destacó que se podría poner fin a dichos programas en la primera mitad del año que viene. No obstante, dicha decisión no implica necesariamente que se dejará de estimular la economía pues seguirá en pie el otro elemento de la política monetaria actual, que es el guidance de tasas, en el que se anticipa que se mantengan en niveles bajos mientras el desempleo se mantenga por encima de 6.5%; los estimados de inflación para los próximos 2 años no sobrepasen el objetivo de 2% y las expectativas de inflación se mantengan bien ancladas. En este contexto, reiteró que los objetivos adoptados en términos de desempleo (6.5%) y de inflación (2%) son umbrales y que la política de monetaria no necesariamente se ajustará hasta que se alcancen, sino que se podrían modificar de acuerdo al progreso que se tenga hacia dichos objetivos.

En nuestra opinión, si bien no se percibe que el Fed tenga prisa por retirar el estímulo, está sentando las bases para un cambio en el futuro. El momento de dicho cambio estará dependiente del desempeño de la economía en el futuro. El hecho de que el FOMC considere que los riesgos al escenario se han reducido sugiere que las condiciones podrían estar dadas para una reducción en el horizonte. No obstante, destaca la falta de acuerdo que todavía existe dentro del FOMC y que queda de manifiesto con los dos votos disidentes –y por razones opuestas-, a la decisión del día de hoy. Del lado dove, James Bullard, del Fed de St. Louis, votó en contra al tener preocupación por el nivel de inflación. En sentido opuesto, es decir, con sesgohawk fue el voto de Esther George, del Fed de Kansas, quien ha votado consistentemente en contra de la postura monetaria actual.

Nuestra expectativa es que el Fed comenzará a reducir el estímulo en diciembre. Consideramos que: (1) Las recuperación del mercado laboral todavía no es lo suficientemente fuerte como para asegurar una baja consistente en la tasa de desempleo; (2) el nivel de inflación podría retrasar la decisión. De hecho, los estimados para el deflactor del PCE –cuyo objetivo perseguido por el Fed es de 2% anual-, se revisó a la baja de 1.5%-1.6% a 1.2%-1.3% en 2013, aunque en el comunicado se menciona que se debe a factores transitorios; y (3) todavía existe un grado de desacuerdo entre los miembros del FOMC.

 

De nuestro equipo de estrategia de renta fija y tipo de cambio:

Los mercados han mostrado una fuerte decepción ante lo acontecido por parte del Fed. Las tasas en México y Norteamérica reaccionaron de manera negativa, registrando pérdidas de 15-20pb ante lo que algunos de los participantes de mercado consideran como un “nuevo paradigma” para los mercados. En términos de recomendaciones en el mercado de renta fija seguimos favoreciendo instrumentos de corta duración como una estrategia defensiva ante la situación actual en el entorno internacional. De esta manera mantenemos nuestra recomendación del bono M Jun’16 (objetivo 4.20%, stop-loss 4.67%, nivel actual 4.50%). En el mercado cambiario se ha registrado una fortaleza generalizada del dólar americano frente a todas las divisas desarrolladas y emergentes después de las noticias del Fed. El peso mexicano no fue la excepción, registrando hasta el momento una pérdida de 2.4% en el día, ubicándose en niveles ligeramente por debajo de los 13.2 pesos por dólar. Recomendamos cautela a la espera de que los mercados digieran la información que ha provisto el Fed.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − seis =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad