Opinión:

  1. Home  »  Opinión   »   Desaceleración inducida

 

Desaceleración inducida

Fecha: 4 de septiembre de 2013 | Autor:

informe de_gob·         Pobre desempeño económico

·         CIBanco sale de compras

·         Bancomer, líder en irregularidades


Acostumbrados ya a los anuncios espectaculares sobre las intenciones, supuestos avances, reformas, inversiones y, en general, transformaciones de todo tipo, los mexicanos no alcanzamos todavía a dilucidar, siquiera, la mínima parte de lo expuesto en los nueve primeros meses de gobierno de Enrique Peña Nieto, sobre bienestar social y económico para la población. 

Lejos de ello, lo que se nota es una severo retroceso en la actividad económica, en la generación de empleo, en el ejercicio del gasto público, que es, al final de cuentas, el principal motor de la economía.

En las últimas semanas, ha sido común escuchar que la desaceleración de la economía mexicana, más que ser una consecuencia del entorno externo, es una situación generada por la pasividad con la que el gobierno ha actuado para ejercer el gasto público. 

Se habla, incluso, que la desaceleración está siendo inducida desde las altas esferas gubernamentales y que así se mantendrá en tanto no se aprueben las iniciativas de reformas, en particular la financiera y la energética. 

Y esto pareciera tener lógica por lo avanzado que ya está el 2013. Si las reformas se aprueban como está previsto, al menos la financiera estaría ya palomeada en la Cámara de Diputados el jueves próximo y de ahí se turna al Senado de la República, el gasto público de inversión comenzaría a fluir, se abriría la llave del crédito y con ello se estaría reactivando parte de la actividad económica. 

Entonces sí, se argumentaría que la economía nuevamente estaría en el camino de la recuperación gracias a las reformas, mérito que estarían celebrando y capitalizando políticamente las huestes priistas desde Los Pinos. Eso es lo que infieren algunos analistas.  

Pobre desempeño económico 

El hecho es que la economía mexicana está en una fase de estancamiento y el pobre desempeño de su sector manufacturero ligado a Estados Unidos y el de la parte interna de servicios podrían llevar a nuevas revisiones a la baja en las estimaciones de crecimiento para este año. 

Los datos más reveladores sobre el particular los dio a conocer apenas hace un par de días el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), al presentar el Índice Manufacturero del Instituto.  

Más aún, advierte que ante el estancamiento de la economía mexicana, el tercer trimestre del año está perdido ya que no hay signos de reactivación y el cuarto trimestre se verá igualmente afectado. 

Por lo tanto, califica como optimista la cifra de 1.8 por ciento de crecimiento que espera el gobierno para este año 

Cabe recordar que la economía mexicana perdió impulso desde la segunda mitad de 2012, a la par del menor dinamismo de su socio Estados Unidos.  

A finales de agosto, el gobierno recortó a finales de agosto el pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2013 por segunda vez en el año, a un 1.8 por ciento desde el 3.1 por ciento anterior, tras la caída que observó la economía en el segundo trimestre por primera vez desde que el país salió de una profunda recesión hace cuatro años.  

De acuerdo con los indicadores económicos del IMEF, la economía en julio y agosto siguió estancada por el impacto de la situación mundial, así como por factores internos como el gasto público, la caída en las remesas y la crisis de la construcción de vivienda.

En general, los analistas privados bajaron a un 1.78 por ciento el pronóstico de crecimiento económico para México en el 2013, una tasa más acorde con el nuevo pronóstico del Gobierno y que refleja la desaceleración que experimenta la actividad productiva local. 


CIBanco va de compras a EU

Contra la tendencia de los últimos años, un banco mexicano adquiere los activos de una filial de un banco extranjero en el país, se trata de CIBanco que anunció el acuerdo alcanzado con The Bank of New York Mellon para comprar su operación en poco más de 70 millones de dólares. 

Sin duda un éxito más del banquero Jorge Rangel de Alba, quien ha sido participante activo en la consolidación de bancos como Bancomer, en su calidad de consejero en décadas pasadas, Ixe Grupo Financiero como fundador y presidente del Consejo hasta su venta al grupo de Enrique Castillo Sánchez Mejorada, y ahora encabezando a CIBanco que se perfila como un grupo financiero de tamaño medio con capital cien por ciento mexicano. 

The Bank of New York Mellon es una de las empresas financieras con mayor participación en la administración de fiduciarios relacionados con las colocaciones de deuda, por ejemplo. En sí, una vez que las autoridades permitan la adquisición, CIBanco se convertirá en un fuerte competidor de instituciones como Banamex, Bancomer, HSBC y Deutsche Bank en este nicho de negocios con un mercado cercano a los 20 mil millones de dólares. 

Así y de nueva cuenta, CIBanco marca pauta en el mercado financiero al “mexicanizar” importantes nichos y abrir la ruta de la banca verde, la cual ya es seguida también por otras importantes instituciones como Banamex.  


Bancomer, líder… en irregularidades  

Desde la Condusef el avezado Mario Di Costanzo emprende su campaña antibancos y cada que tiene oportunidad los exhibe tal cual son. Si antes lo hacía desde la trinchera de la oposición política, arropado por el señor Andrés Manuel López Obrador y antes de ello por los “chuchos”, los “padiernistas” y demás en el PRD,  ahora como presidente de ese organismo arbitral tiene acceso a información privilegiada que utiliza a su antojo e intereses. 

Pero lo que si hay que reconocer es que el señor Di Costanzo ha sido congruente en su manifiesta animadversión hacia el sistema bancario y uno de sus aciertos es haber exhibido públicamente hace unos días el actual del BBVA Bancomer, cuyas tropelías en contra de los clientes son un secreto a voces. 

Y es que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros  emitió 368 sanciones a los bancos por ocho millones 473 mil 191 pesos, principalmente por omisiones en los procesos de conciliación.

Los bancos con mayor cantidad de multa son BBVA Bancomer y Banamex, pero “aún no están en firme”, ya que están en un proceso judicial que puede resultar en favor o en contra de la Comisión.

Según el estudio Desempeño de los bancos, en el periodo de enero a junio de este año, en el rubro de atención a usuarios, se registraron ante la Comisión 66 mil 95 controversias, lo que representó un incremento de 1%.  

Las causas más frecuentes de quejas por parte de los usuarios de ese bancos son consumos no reconocidos, cobranza indebida, cargos no reconocidos, solicitud de cancelación, entre otras. Ojalá que en algún momento, los directivos del BBVA Bancomer piensen si  sus multimillonarias inversiones para transformar su imagen, sucursales y oficinas corporativas servirán para atender mejor al público y clientes, a quienes se deben y les deben las ganancias extraordinarias que han obtenido en México en la última década.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad