Opinión:

  1. Home  »  Opinión   »   Aeropuertos, fijación gubernamental

 

Aeropuertos, fijación gubernamental

Fecha: 11 de diciembre de 2013 | Autor:

aeropuerto– El aplausometro de la CMIC ante la SCT

– Cierra bien el sector pymes de AMFE

– Reconocimientos de Nafin y el Gobierno de EU

 

Todos recordamos el episodio de la pretendida y fallida construcción del aeropuerto alterno al de la Ciudad de México en tiempos del gobierno de Vicente Fox en terrenos del municipio de San Salvador Atenco, colindante con Texcoco, Estado de México.

En aquella época la vecina entidad era gobernada por Enrique Peña Nieto, quien en un acto de gobierno hizo gala de la fuerza pública para terminar con la protesta social de los habitantes de Atenco, la cual amenazaba convertirse en sublevación y todo porque se opusieron a la construcción del aeropuerto alterno en sus terrenos, mismos que serían pagados a precios irrisorios.

Bueno, pues el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, anunció que el gobierno del presidente Peña Nieto está ya en proceso de cuajar el proyecto para la ampliación del aeropuerto capitalino, obras que muy probablemente comenzarían a partir del 2014.

La intención es utilizar alrededor de 5,000 hectáreas ubicadas en el borde poniente de la terminal aérea, mismas que son propiedad del gobierno federal, según dijo el titular de la SCT.

Uno de los puntos relevantes de este ambicioso proyecto, es que el aeropuerto de Toluca quedaría interconectado al de la capital del país, a través de una vía rápida. De esta forma, el señor Peña Nieto estaría, al fin, concretando su proyecto aeroportuario que esbozó desde cuando fue gobernador del Estado de México.

Junto con este proyecto, una de las obras de infraestructura más importantes que se desarrollarían en la actual administración, corren otros de gran importancia, como el de los ferrocarriles, tanto de pajeros como de carga, autopistas, carreteras y puertos, entre otros. Para llevar a cabo las obras, el Congreso autorizó un incremento de 40% al presupuesto de la SCT del 2014, según explicó Ruiz Esparza.

 

Zárate y su aplausometro

Los constructores sólo esperan que, ahora sí, a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no se le haga “bolas el engrudo” con aquello de los subejercicios presupuestales derivados de la falta de reglas de operación de los programas de gasto autorizado, o por negligencia o falta de conocimiento de quienes operan dichos programas, algo de lo que los constructores siempre se han quejado.

Ojalá el optimismo de Luis Zárate Rocha, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción y el aplausometro característico del dirigente empresarial ante cualquier acción de gobierno y ratificado ayer ante el titular de la SCT por el esbozo que hizo el funcionario sobre las pretendidas obras de infraestructura el 2014, no se le apague pronto.

Por cierto, los anfitriones de la reunión de periodistas en la Cámara de la Industria de la Construcción a la que estuvo convidado ayer Ruiz Esparza fueron los propios empleados de la CMIC, quienes permitieron que en un acto de prepotencia, intransigencia y autoritarismo el personal de la SCT se adueñara de sus instalaciones para autorizar o negar el acceso a los propios invitados de la CMIC a la conferencia.

El colmo, cuando una empleada del área de comunicación social de la SCT, que semejaba más  bien un guardián de empresa de seguridad privada, prácticamente “tacleó” a una compañera reportera para impedirle el acceso, con el pretexto de que no estaba acreditada a la reunión, cuando desde un día antes se había enviado la confirmación.

Ruiz Esparza y Zárate Rocha se jactaron durante la reunión de estar atentos a la prensa para que pueda comunicar con plena libertad, pero más bien ambos personajes deberían estar atentos a sus empleados de comunicación que impiden y obstaculizan el trabajo de la prensa.

 

AMFE detona a las pymes

La Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE), que preside Alejandro Martí Bolaños Cacho, cierra el año con buenas noticias, sobre todo en el sector pymes, pues en esta semana recibió un reconocimiento especial de Nacional Financiera, por su “respaldo como aliado estratégico en favor del financiamiento empresarial del país”.

Esto es una buena señal que lanza el director general de este banco de desarrollo, Jacques Rogozinsky, en favor de la dispersión del crédito entre el sector productivo más extendido del país y el que genera el mayor número de empleos, objetivo que marcó el gobierno del presidente Enrique Peña en su propuesta de reforma financiera recientemente aprobada por el Congreso de la Unión.

AMFE a su vez reconoció que en Nafin se está operando diferente, con una nueva visión incluyente, reconociendo a la especialización financiera como una herramienta para distribuir el crédito de fomento productivo en aquellas empresas, sectores y áreas geográficas donde a  la banca comercial se le dificulta penetrar.

Se espera que el próximo año se detone aún más el fondeo directo y a través de los programas de garantías a las sofomes afiliadas a la AMFE, pues el reconocimiento de Nafin representa una certificación de calidad y solidez. Es de destacar que incluso algunas sofomes han iniciado su afiliación a la asociación en virtud del respaldo de mercado que representa.

Pero esto no es todo, un afiliado a la asociación recibió también un gran reconocimiento y aval, además de una línea de crédito por 60 millones de dólares, ni más ni menos que del Departamento de Estado y la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) del gobierno de los Estados Unidos.

Estamos hablando de la sofom Vehículos Líquidos Financieros (Velifin), dirigida por Gustavo Serna, que es una especie de banca de desarrollo privada que ofrece crédito para que otras sofomes lo distribuyan entre las pymes.

Bajo los auspicios de la Iniciativa Caminos a la Prosperidad en las Américas, los Estados Unidos ofrecerán una garantía parcial de crédito para, a través de Velifin, ayudar a las pymes a acceder al crédito que necesitan para el crecimiento y generación de empleos. Fundada en 2009, actualmente registra una cartera de créditos superior a los 500 millones de pesos, y cero por ciento de cartera vencida, sí, leyó bien, cero.

Esperemos que, una vez que ha obtenido el respaldo del gobierno americano, la banca de fomento nacional también apoye a esta sofom en un esfuerzo que es común.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × tres =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad