Política:

  1. Home  »  Política   »   Pagará gobierno federal en 2015 a maestros

 

Pagará gobierno federal en 2015 a maestros

Fecha: 2 de mayo de 2014 | Autor:

profesoraEl próximo año el Presupuesto del 2015 estará marcado con una nueva partida destinada al pago de los salarios o la famosa nómina de los maestros.

No tendría nada de raro ni nada fuera de lo normal, porque los pagos llegarán a los mismos maestros como se hace actualmente, solo con la pequeña diferencia que ahora será el gobierno federal el que pagará y no los gobiernos estatales.

Ese es el problema que una parte de maestros, sobre todo de Oaxaca, Chiapas y Michoacán, ven  mal en las manos del Secretario de Educación, Emilio Chuayffet. Se sienten heridos y afectados, por eso la refriega contra el funcionario.

Bueno, como dato Chuayffet ha sido el primer secretario de educación que optó por agarrar el toro por los cuernos. En el proyecto que presentó al Presidente Enrique Peña Nieto, naturalmente que estaba esta estrategia de quitar las manos de los gobernadores en el pago de las nóminas de los maestros, pues no se podía permitir que siguiera ese sector con una doble negociación.

Que tan arraigado estaba el poderío de los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, la famosa CNTE y uno que otro del SNTE, que con el censo salieron unos 39 mil plazas de “maestros” que nomás no los conocen en sus planteles educativos, es decir son aviadores.

No es sorpresa pues como usted sabe ese sector se convirtió en un gran negocio para sus sindicatos que, a decir verdad nomás no se les puede auditar sobre el manejo de recursos. Como dato hay 30 mil maestros comisionados, una verdadera falta de respeto para los mexicanos que vemos aulas vacías porque no hay maestros que en el registro nominal existen, claro para recibir su pago, unos 978 mil.

Por eso el odio a Chuayffet, un funcionario que por fin se armó para enfrentar a estas pandillas de holgazanes que utilizan el chantaje mediante manifestaciones y plantones para conseguir más plazas, dinero y beneficios fuera de la ley.

Además de esas miles de plazas en el magisterio, que ya no les pagaran los salarios, se implementó en esta reforma Educativa  el Instituto de Evaluación que permitirá capacitar a los maestros para que, con ello, puedan ofrecer verdadera calidad de educación a los millones de estudiantes mexicanos.

Y naturalmente que no se confunda a los verdaderos maestros, no serán despedidos como han querido confundir los cabecillas que están en contra. Al contrario, tendrán todas las oportunidades para capacitarse y lograr la evaluación que les permitirá también escalar el escalafón personal para mejores oportunidades, tanto laboral como económico.

Emilio Chuayffet con las tablas que adquirió en diferentes legislaturas, le permitió conocer los nudos y cómo desenredar esa política educativa que mantenían intocable con la profesora Elba Esther Gordillo, hoy bajo proceso por múltiples acusaciones.

La maestra fue uno de esos propósitos de neutralizar el poderío sindical, para pavimentar el camino a esta reforma que fue aprobada con la mayoría de las tres principales fuerzas políticas de los priistas, Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa, así como del PAN, Luis Alberto Villarreal y Jorge Luis Preciado, y claro los perredistas Silvano Aureoles y Miguel Barbosa.

Hoy se entiende la rebelión de esa minoría de profesores, unos 20, 30 o 50 mil que están en contra y que seguirán tomando calles y avenidas con sus marchas que nomás no tienen sentido, puesto que el grueso de profesores está en la ruta de la productividad. Por eso el odio a Chuayffet.

Las bondades de esta reforma, para que se dé una idea, es que los más de 15 millones de alumnos de primaria han comenzado a gozar de alimentos en sus planteles con la escuela de tiempo completo. Gozan de forma gratuita de uniforme, paquetes de útiles escolares, becas y hasta tableas y computadoras en algunos grados. Se refuerza con gobiernos estatales que les ofrecen hasta transporte y calzado gratuito.

Dicen los que saben que en Los Pinos se trabajó con antelación porque México no podía seguir rezagado en la educación por ser rehén de estos grupúsculos. Por eso fue el volado de entrarle en esta administración reformista para sacudirse esta malaria de atraso que contaminaba sexenio tras sexenio.

¿Qué padres de familia estarían en contra de estos beneficios que hoy reciben sus hijos? Le puedo apostar que ninguno, al contrario, el grueso de las familias mexicanas están totalmente a favor porque  con estas acciones les ha generado ahorro a sus gastos que día a día realizaban, eso sí cuando tenían, porque cuando no había ni para las tortillas, ni hablar ese día faltaban. ¿Usted cree que esos padres de familia odian a CHuayffet?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + seis =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad