Opinión:

  1. Home  »  Opinión   »   Buscan salida airosa de Guillermo Ortiz de Banorte

 

Buscan salida airosa de Guillermo Ortiz de Banorte

Fecha: 11 de septiembre de 2014 | Autor:

guillermo ortizDimes y diretes con Valenzuela

– Incentivos para combatir la informalidad

– Estrategia fiscal

– IMSS, Infonavit y SAT se suman

 

“Gruma es mi hijo y el banco es el hijo de mi esposa, así que yo me encargo de Gruma y tú del banco junto con Alejandro Valenzuela”, dicen que con este argumento Roberto González Barrera, conocido como el “Maseco”, apelativo que por cierto le molestaba, convenció finalmente a Guillermo Ortiz aceptar la Presidencia del Consejo de Administración de Grupo Financiero Banorte, propuesta que rehuyó varias veces porque consideraba que el cargo podría desvirtuar la amistad que forjó con el empresario durante muchos años antes, desde que se encargó del proceso reprivatizador de la banca como subsecretario de Hacienda y Crédito Público, en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

Es por esta razón que hay algunas voces en el sector financiero que, estando del lado del exgobernador del Banco de México en el conflicto interaccionistas de Banorte, aseguran que, de salir éste de la institución regia, se estaría revocando los deseos de González Barrera porque dejara de ser una empresa familiar y se institucionalizara internacionalmente.

Dimes y diretes van y vienen refiriéndose a supuestos excesos de Ortiz en cuanto a honorarios y deseos de controlar la operación del banco, tratando de hacer a un lado a Alejandro Valenzuela, quien –se dice- acusa al exsecretario de Hacienda y Crédito Público, y en donde fue su empleado por cierto, de tratar de apoderarse del control accionario del grupo.

Evidentemente la familia del empresario, incluyendo a los Hank González, quiere recuperar la Presidencia del Consejo de Administración del “banco hijo de su esposa” como decía González Barrera. Se habla que alguno sustituirá a Ortiz e incluso podrían colocar al exsecretario de Economía, Herminio Blanco, que es consejero del grupo.

Por lo que se sabe, las relaciones del grupo mexiquense de los Hank con el presidente Peña han pesado para que la Secretaría de Hacienda, léase Luis Videgaray, los apoye en el conflicto, al darle la razón de que las pretensiones del actual presidente de Banorte exceden las reglas del gobierno corporativo, sin embargo se asegura que están buscando y promoviendo una salida airosa de Guillermo Ortiz con alguna designación congruente con su carrera y prestigio internacional financiero. Veremos si él lo acepta o, como también se rumora, lo copta otro banco.

 

Incentivos para combatir la informalidad

La informalidad laboral y económica, aquella en la cual 28.6 millones de mexicanos trabajan, o sea más de la mitad de la población económicamente activa del país  (58% según INEGI), es sin duda un grave problema para la economía nacional, pero ha sido también la válvula de escape, por muchas razones, pero la principal, quizá,  por el  hecho de mantener el equilibrio social.

Mucho se ha dicho y estudiado sobre la economía informal, no sólo en México sino en otros país y lo que es innegable es que aquella surge y se reproduce rápidamente por la falta de oportunidades laborales en el mercado formal.  O sea, el desempleo es el principal factor que origina ese fenómeno que tanto afecta a la economía y a las finanzas públicas.

Algunos académicos han planteado que ante la tentación de promover un aumento en el salario mínimo como una medida de Estado o de gobierno de algunas entidades como el Distrito Federal, será prudente fortalecer antes la formalidad. 

Es decir, México necesita fortalecer su economía buscando incorporar a la economía formal a todas aquellas empresas, medianas o pequeñas, que no lo están. Así, los trabajadores estarían en condiciones de mejorar sus salarios y la calidad de vida de sus familias. Ello, porque el mercado laboral se ha recargado en la economía informal y esto tiene consecuencias a todos los niveles, especialmente porque se produce un desequilibrio económico que lesiona el tejido social.

Bajo este escenario, que por muchos años se han referido los gobierno en turno sin que hasta el momento se haya abordado para ponerle freno, el Presidente Peña Nieto y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, presentaron el pasado lunes 8 de septiembre la estrategia “Crezcamos juntos”, cuyo principal objetivo es incorporar a la formalidad a los 28.6 millones de mexicanos que están en la economía informal.

Para revertir la situación de la informalidad en que laboran millones de mexicanos, la estrategia gubernamental buscará instrumentar beneficios para los contribuyentes que se inscriban o ya se encuentran en este régimen.

 

Estrategia fiscal

El decreto de la campaña “Crezcamos juntos” establece beneficios, entre los que destacan que los contribuyentes que realicen ventas hasta por 100 mil pesos anuales, no pagarán el Impuesto al Valor Agregado (IVA) ni el Impuesto Especial de Producción y Servicios durante los primeros diez años.

Los que generen ventas entre 100 mil y 2 millones de pesos anuales, que han pedido gradualidad en el pago de impuestos como al que hoy tienen en el ISR, no pagarán IVA ni IEPS en su primer año de incorporación y se les otorgarán descuentos durante los siguientes nueve años.

Se establece un régimen más sencillo para calcular sus impuestos. Con que especifiquen dos datos: actividad a la que se dedican y el monto de sus ingresos.

Además se facilitará el acceso a servicios médicos y sociales del IMSS para el dueño del negocio, para sus empleados y para sus familias, además de descuentos en sus cuotas de seguridad social durante 10 años.

Beneficios para incorporarse al sistema de pensión para el retiro, apoyos para créditos hipotecarios para vivienda y para negocios, además de acceder a apoyos económicos a los pequeños empresarios. A través del Instituto Nacional del Emprendedor.

La campaña “Crezcamos juntos” no tiene precedentes y por su naturaleza será una de las políticas públicas que mayor impacto tendrá en la economía en el corto plazo en cuanto a elevar la recaudación, la productividad y mejorar las condiciones laborales de millones de trabajadores. Ojalá que en el camino, o sea en el proceso de su instrumentación, no se desvirtúe.

 

IMSS, Infonavit y SAT, se suman

Para reforzar la estrategia gubernamental, el Instituto Mexicano del Seguro Social, el Infonavit y el SAT anunciarán este miércoles parte de los procedimientos administrativos a los que se ajustarán quienes decidan incorporarse a la campaña “Crezcamos juntos” y gozar de los beneficios fiscales y económicos que ofrece el gobierno federal.

La ceremonia de este anuncio, prevista a las 11 horas, se llevará a cabo en el Casino Naval, en la zona del lago mayor de Chapultepec.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × uno =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad