Opinión:

  1. Home  »  Opinión   »   Casos Arrigunaga y Ortiz, ¿fin del maridaje?

 

Casos Arrigunaga y Ortiz, ¿fin del maridaje?

Fecha: 8 de octubre de 2014 | Autor:

baname2ABM, acéfala momentáneamente

Oscuras prácticas en expedición de facturas

SAT prepara sanciones

 

La salida ya concretada de Javier Arrigunaga de la Dirección General del Grupo Financiero Banamex y el inminente retiro de Guillermo Ortiz Martínez de la Presidencia del Consejo de Administración del Grupo Financiero Banorte, están marcando un parteaguas en la historia de connivencia en la que han actuado funcionarios públicos del sector financiero y los poderosos grupos financieros del país.

Es muy simbólico que dos exfuncionarios públicos con el poder, prestigio y participación en la arquitectura del sistema financiero nacional, como Arrigunaga y Ortiz, sean desprendidos de sus cargos en dos de los grupos financieros más grandes e importantes del país.

Con Arrigunaga salieron también otros exfuncionarios públicos de Banamex y en el caso de Banorte es muy probable que, luego que Carlos Hank González asuma la Presidencia del Consejo de Administración, se deshaga de los servicios de Alejandro Valenzuela, otro exfuncionario público que, se afirma, fue nombrado director general precisamente por recomendación de Guillermo Ortiz, hoy ambos enfrentados.

Y hablamos de connivencia porque ya se había constituido en una tradición el que la iniciativa privada financiera “premiara” a los exfuncionarios públicos del sector, con altos cargos en los grupos financieros, recibiendo honorarios y prestaciones exorbitantes con cargo a sus clientes, en los precios de sus servicios.

Eso explicaba el afán de los “servidores públicos financieros” por quedar bien con los banqueros nacionales e internacionales, procurando y permitiendo una alta concentración del mercado, prácticas monopólicas, abusos en el cobro de tasas de interés y comisiones, bloqueando toda competencia de intermediarios financieros que no fueran bancos e incluso prohijando que, durante el rescate de la banca, se incluyeran créditos indebidos.

Esperemos que, con este “parteaguas”, los actuales funcionarios públicos vean que su futuro no está “asegurado” en un grupo financiero, y que ello los motive a continuar con su carrera de servidor público, con alto sentido social, actuando como verdaderos rectores del sistema financiero, promoviendo la competencia bancaria y no bancaria, y sobre todo evitando los abusos en tasas y comisiones.

 

Presidencia de ABM, acéfala de momento

La renuncia de Javier Arrigunaga a la Dirección General de Banamex,  movimiento que estuvo asociado al escándalo por créditos fraudulentos del banco a la empresa de servicios petroleros Oceanografía. El ejecutivo fue reemplazado en el banco por Ernesto Torres Cantú, quien dirigía a la unidad bancaria del grupo, el segundo más grande de México por cartera de créditos.

La salida de Arrigunaga dejó también acéfala de momento a la Asociación de Bancos de Mexicano, pues desde abril de 2013 se desempeñaba también como presidente de dicha asociación.

De conformidad con lo establecido en los estatutos de la ABM, uno de los vicepresidentes, mediante decisión del Comité de Asociados, ocupará la presidencia, aunque claro,  Alberto Gómez Alcalá, director ejecutivo del área deInvestigación y Comunicaciones del Grupo Financiero Banamex, se mantiene como presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos de México.

 

Oscuras prácticas en expedición de facturas

Cuantas veces se ha tenido que enfrentar a los feroces empleados de diversos giros comerciales, sean tiendas, restaurantes, prestadores de servicios, etc.etc. que por el simple hecho de solicitarles que le expidan la factura por lo adquirido a consumido casi le insultan o le dan argumentando mil pretextos para evadir esa obligación fiscal, encubriendo al negocio en el que trabajan.

Y no son pocos los establecimientos que a esta fecha se niegan, no sólo a no expedir la factura al instante de la compra, sino que los empleados, en muchas ocasiones los propios dueños, cínicamente  afirman no tener facturas ni están obligados a expedirlas.

Otros negocios, principalmente los grandes establecimientos comerciales, se han dado a la tarea de dejar en manos del propio consumidor su facturación. Es decir, remiten a éste a una página en internet para que él mismo elabore su factura, sin contar el viacrucis al que nos hemos enfrentado a quienes nos ha sucedido eso para conseguir la dichosa factura.   

En la actualidad, es una práctica común que se les pida a los contribuyentes que ingresen a las páginas electrónicas de las empresas o negocios para descargar sus facturas y, en ocasiones, esta descarga tiene una vigencia.

Todo esto lo mencionamos porque al parecer eso se acabó, pues resulta que el  Servicio de Administración Tributaria (SAT)  dio a conocer que la factura debe ser entregada al contribuyente sin necesidad de que realice una gestión adicional como ingresar a un portal electrónico.

Es una obligación del proveedor o prestador de servicios entregar la factura electrónica a sus clientes por los servicios o bienes que consuman.

Según el SAT ha recibido quejas de muchos contribuyentes que cuando van a un establecimiento mercantil, consumen, compran o tienen un servicio, en donde el proveedor les da un ticket general de venta que no trae distinción de a quién se lo está vendiendo y les dice que con un folio pueden pasar a su página, llenar sus datos y bajar su factura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 12 =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad