Política:

  1. Home  »  Política   »   La apuesta debe ser por México

 

La apuesta debe ser por México

Fecha: 6 de enero de 2015 | Autor:

bandera de mexDice el dicho popular que año nuevo, vida nueva, y creo que en el caso de nuestro país, habría que acogerse a esta conseja, pues 2014 ciertamente fue un año complicado, y nos gustaría empezar este 2015 de una mejor manera.

Se podrá estar o no de acuerdo con el Pacto por México, aquél de 2013, suscrito al arranque de esta administración, pero de que a través de ese instrumento se logró lo que para muchos parecía imposible, dados los antecedentes de desencuentros, enfrentamientos y pugnas entre los diferentes actores políticos, no hay la menor duda.

Ese Pacto permitió, por primera vez, desde que la apertura democrática abrió las puertas del poder a la oposición, acuerdos trascendentales entre las diversas fuerzas políticas, para la concreción de reformas constitucionales indispensables para la incorporación del país a una economía global de retos y competencia.

Pero tal parece que la vía de los acuerdos no es lo fuerte de nuestra clase política. No, al menos, de una parte de ese sector de la población que pretende ejercer el poder, según dicen, para bien de la Nación. Porque, a pesar de que los dirigentes de los principales partidos políticos de la oposición suscribieron el Pacto y, consecuentemente, aprobaron las reformas legales a través de sus bancadas en el Congreso, luego mostraron mucha prisa en dar por concluido ese instrumento para zafarse de los compromisos acordados y dar una batalla feroz en las discusiones para la aprobación de las leyes reglamentarias. Esto es, las que permitirían aterrizar, poner en práctica las adecuaciones constitucionales que ellos mismo habían aprobado.

Así, mientras que en el 2013 los legisladores se dedicaron a negociar, al amparo del Pacto por México, los cambios constitucionales que finalmente concluyeron con éxito, en el 2014 se dedicaron a ponerle piedras en el camino a las leyes secundarias, ya sin la cobija de ese Pacto y, entonces, la aprobación de éstas obedeció más a los intereses particulares de esos partidos, que negociaron en función de su conveniencia, que no en la del bienestar del país.

Con grandes dificultades y muy lentamente, se avanzó en los cambios legislativos. Cambios que no a todos agradaron porque afectaban sus intereses y, aún menos, por lo que significaba un buen avance en el proyecto de gobierno de la actual administración. Un buen ejemplo de esto es la resistencia a la reforma educativa por parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

El nivel educativo en los estados en donde estos maestros tienen presencia, Guerrero, Oaxaca y Michoacán, principalmente, es de los más bajos del país, por lo que es ahí en donde resultaría más urgente y necesaria su aplicación, pero está visto que, ante la amenaza de perder sus privilegios y canonjías, la CNTE y sus filiales harán hasta lo imposible por evitar esta reforma.

Y como carecen de argumentos válidos para oponerse al cambio, han encontrado en otros terrenos elementos para enfrentar al gobierno, en una lucha que va más allá de combatir la reforma educativa, porque saben que sumándose a otras causas sociales, encuentran justificación para sus marchas, plantones, bloqueos y agresiones a todo el que se les oponga. De esta manera, piensan que lavan sus culpas y su irresponsabilidad.

Los ataques a políticos, periodistas y ciudadanos en general por el simple hecho de no comulgar con sus ideas, son cada vez más agresivos y frecuentes. Ahora han encontrado una veta en el caso de la tragedia de Iguala, pues al grito de estamos en duelo y los queremos vivos, llevan a cabo cualquier clase de desmanes y arbitrariedades, como lo ocurrido a unos periodistas, hace un par de semanas en Tlapa, Guerrero. Hechos incalificables que no deben quedar impunes, por el bien de la estabilidad del país. Si, el cierre de 2014, no estuvo para el recuerdo.  

Quisiéramos que en este 2015 que comienza, haya más solidaridad en la búsqueda por lograr un mejor país, más unido y que el diálogo, la negociación y los acuerdos sean las armas para resolver los diferendos. Los enfrentamientos no ayudarán a resolver nuestros problemas. La apuesta no debe ser al fracaso de un gobierno, sino al progreso de México.  

Por lo pronto, deseo a nuestros radioescuchas un muy próspero 2015, en el que la salud, el bienestar y la felicidad sean la característica de todos los días de este año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − catorce =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad