Economía:

  1. Home  »  Economía   »   Déficit público alcanza máximo históricos: Banorte

 

Déficit público alcanza máximo históricos: Banorte

Fecha: 4 de marzo de 2015 | Autor:

Balance público (ene): -91,544.3mdp (ex. Pemex: -32,373.1mdp)

– Cabe destacar que este es el mayor déficit público observado para el primer mes del año desde que la Secretaria de Hacienda publica estas cifras

– Los ingresos presupuestarios resultaron 3.4% por debajo del nivel observado en el mismo mes del año anterior, principalmente por la caída de 43.5% anual en los ingresos petroleros

– Sin embargo, la recaudación tributaria resultó ligeramente por encima de lo planeado

– Cabe destacar que el reporte incluye nuevos rubros en el renglón de ingresos derivados de la nueva estructura del sector energético

– El gasto presupuestario se incrementó 18.1% anual

– El saldo neto de la deuda interna del sector público ascendió a 4,375.3mmp en enero, mientras que el de deuda externa se situó en 77.8mmd

– En nuestra opinión, el reporte de enero muestra la sensibilidad de las finanzas públicas a los precios del petróleo, mientras que sugiere un mejor desempeño económico

 

El déficit público durante enero resulto de 91,544.3mdp. La SHCP dio a conocer su reporte de finanzas públicas para el primer mes del año. El balance público presentó un déficit de 91,544.3 millones de pesos (mdp), lo que representa el mayor déficit público observado para el primer mes del año desde que la Secretaria de Hacienda publica estas cifras (referirse a la siguiente gráfica). El déficit de enero se derivó principalmente de una reducción de 3.4% en los ingresos presupuestarios y un alza de 18.1% en el gasto neto presupuestario. Asimismo, excluyendo la inversión en Pemex, el balance público presentó un déficit de 32,373.1mdp (vs. 41,777.7mdp en enero 2014). Por su parte, el balance primario muestra un déficit de 66,585.3mdp comparado con el balance positivo de 12,183.5mdp observado en el mismo periodo del año anterior.

 deficit enero1 15

Caída de 43.5% en los ingresos petroleros. La caída en los ingresos presupuestarios se explica principalmente por la caída tanto en el precio de la mezcla mexicana de petróleo (52.4dpb vs. 91.8dpb en enero 2014) como en la plataforma de producción (-6.5% anual). Esta contracción más que compensó por el efecto de la depreciación cambiaria y el mayor precio del gas natural.

Los ingresos tributarios no petroleros crecieron por encima de lo estimado. Los ingresos no petroleros se incrementaron 11.1% anual derivado de un incremento de 12.7% anual en los ingresos tributarios. En particular, la recaudación por IVA se incrementó 6.4% anual, lo que sugiere una mayor dinámica de crecimiento en el consumo privado. No obstante, cabe mencionar que la recaudación por este rubro resultó marginalmente por debajo de lo que se tenía contemplado. Mientras tanto, la recaudación del ISR se redujo en 2.3% anual, aunque cabe mencionar que esta cifra resultó 9.4% por encima de lo que la SHCP tenía contemplado en su calendario. Adicionalmente, los ingresos no tributarios registraron un avance de 23.9% anual dado el significativo incremento en los aprovechamientos y otros derechos no tributarios no petroleros, como se muestra en la tabla de abajo.

 deficit enero2 15

Recaudación de IEPS de gasolinas compensa en parte por la caída en los ingresos. La recaudación tributaria por concepto del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) creció 186.1% anual en términos reales. Cabe mencionar que uno de los productos que incluye este impuesto es la gasolina. Dado que México importa más del 40% de sus necesidades de este energético y el gobierno controla el precio doméstico, cuando el precio internacional está por encima del precio local –como es el caso actualmente– el gobierno genera una mayor recaudación tributaria. De hecho, en el reporte de enero, el crecimiento en la recaudación IEPS se explica por el diferencial precios locales de las gasolinas con respecto al exterior. De hecho, la recaudación de IEPS excluyendo gasolinas fue menor en 4.6% en términos reales con respecto a enero de 2014.

Fuerte caída en los ingresos esperados en Pemex. Si bien la recaudación tributaria resultó por encima de lo programado, los ingresos provenientes de los organismos y empresas resultaron significativamente más bajos de lo esperado (63,466.5mdp vs. 66,928.4mdp). Esta diferencia se explica principalmente por menores ingresos en Pemex (-64.7%); y en el ISSSTE (-15.1%), lo que compensó en parte por mejores ingresos a lo esperado en CFE y en el IMSS.

Cabe destacar que el reporte incluye nuevos rubros en el renglón de ingresos derivados de la nueva estructura del sector energético. En dicha estructura, el gobierno federal recibirá los ingresos derivados de la asignación de contratos y otras concesiones al sector privado a través del Fondo Mexicano del Petróleo. Adicionalmente, tanto Pemex como las empresas privadas que participen en la exploración y la extracción de hidrocarburos pagarán el impuesto correspondiente por esta actividad.

El gasto presupuestario se incrementó 18.1% anual en enero. El gasto programable ascendió a 359mmp en el primer mes del año, 23.3% por arriba de lo observado en enero 2014. Este incremento se explica por los crecimientos en el gasto de las dependencias del Gobierno Federal (58.1%), Salud (338.8%), Gobernación con (136.6%), Turismo (135.3%), SEMARNAT (90.1%) y Hacienda (85.6%). Por su parte, el costo financiero del sector público se ubicó en 27.8mmdp, 37.6% por arriba de lo observado en el mismo período del año anterior.

El saldo neto de la deuda interna del sector público ascendió a 4,375.3mmp. Esta cifra está 51.2mmp por arriba del saldo observado a finales de 2014, derivado de un endeudamiento neto por 52.3mmp, ajustes contables por 4.6mmp y un incremento en las disponibilidades del sector público federal de 5.7mmp. Por su parte, la deuda externa ascendió a 77.8mmd, 0.4mmd por encima del saldo al cierre del año pasado, explicado por un incremento en el endeudamiento de 2.4mmd, ajustes contables a la baja por 0.1mmd y un incremento en las disponibilidades del sector público federal por 1.9mmd.

En nuestra opinión, el reporte de enero muestra la sensibilidad de las finanzas públicas a los precios del petróleo mientras que sugiere un mejor desempeño económico. El incremento en el gasto público está en línea con nuestra expectativa de un mayor dinamismo en este rubro, particularmente en la primera mitad del año, dado los procesos electorales que tendrán lugar en junio. Adicionalmente, la recaudación tributaria sugiere un mayor dinamismo económico. En términos de la dependencia de las finanzas públicas a los precios del petróleo, lo positivo es que la cobertura petrolera no compromete la meta de déficit este año ya que se basa en la compra de opciones tipo put (que otorga el derecho más no la obligación de vender a cierto precio en una fecha determinada) a un precio promedio de 76.4dpb. Cabe señalar que la opción se puede ejercer hasta noviembre de este año, lo que podría generar cierta volatilidad al flujo de ingresos del gobierno. Por el momento, el gobierno está recibiendo ingresos por la venta de petróleo a niveles de 52.4dpb, cuando están presupuestados a 79dpb. Esta diferencia se cerrará cuando se ejerzan las opciones. Adicionalmente, el diferencial positivo entre el precio nacional e internacional de la gasolina –que derivará en mayores niveles de recaudación de IEPS-, como la depreciación del tipo de cambio servirán para amortiguar la caída de los ingresos por menores precios de petróleo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − 2 =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad