Negocios:

  1. Home  »  Negocios   »   Economía mantiene cuota compensatoria a sosa cáustica

 

Economía mantiene cuota compensatoria a sosa cáustica

Fecha: 8 de marzo de 2016 | Autor: Indice Corporativo

sosa caustica slide

Las ramas industriales afectadas por la cuota compensatoria impuesta a las importaciones de sosa cáustica (hidróxido de carbono), como son las de jabones y detergentes, celulosa y papel, textil, cerveza, refrescos (botellas de vidrio) e industria química intermedia llamaron a poner fin a esa media que afecta la competitividad y el costo operativo de las empresas mexicanas frente a sus similares de Estados Unidos y Canadá.

Esta medida consiste en un pago que las empresas tienen que realizar por concepto de importación de sosa cáustica cuyo precio sea inferior al precio de referencia fijado en $288.71 dólares americanos por tonelada métrica. Dicho porcentaje resulta de la diferencia entre el precio de exportación y el precio de referencia. Se considera como monto de exportación el precio a nivel fábrica y no deberá rebasar el margen de discriminación de precios de 54.79 por ciento.

La cuota compensatoria está vigente desde enero de 1987 como una forma de retribución sobre las importaciones de sosa cáustica líquida (fracción arancelaria 2815.12.01) originarias de los Estados Unidos de América que sólo se ha visto interrumpida por espacio de 18 meses.

El 03 de enero de 2011 a solicitud de productores nacionales de la sosa cáustica, se refrendó la cuota compensatoria por cinco años más, contados a partir del 13 de julio de 2010, por lo que está próxima a refrendarse.

Ante esta situación, los productores  nacionales de sosa cáustica (Mexichem y la Industria Química del Istmo), están utilizando dicha cuota compensatoria para mantener su posición  en el mercado nacional, fijando a su beneficio el precio de este insumo, en lugar de ampliar su capacidad para producirla en México.

Toda vez que México es deficitario en la producción de sosa cáustica, de prevalecer la cuota compensatoria, se continuará afectando en México a la gran cantidad de industrias y sectores que utilizan la sosa cáustica; ya que mientras continúe el gravamen a este insumo, se coloca a la industria nacional en desventaja frene a sus competidores extranjeros ya que los mismos productos terminados que utilizan la sosa cáustica, entran a nuestro país libres de arancel.

Aunado a lo anterior, la cuota consolida y fortalece la posición de solo dos empresas  en contra de muchas más empresas de los sectores arriba mencionados y que en su conjunto abastecen al mercado mexicano, y dan empleos directos e indirectos. Esta medida anacrónica y anticompetitiva debe ser evaluada y suprimida por las autoridades, si es verdad que la Administración Peña Nieto está comprometida con el crecimiento económico del país. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =

 

 

  • Destacadas