Opinión:

  1. Home  »  Opinión   »   Tamaulipas con clima electoral brumoso

 

Tamaulipas con clima electoral brumoso

Fecha: 13 de mayo de 2016 | Autor:

francisco cabezavaca slide

Edías pasados el presidente del CEN del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manlio Fabio Beltrones, sorprendió con el anuncio de la expulsión de su partido y la cancelación del registro de tres de sus candidatos a alcaldes en el estado de Tamaulipas. ¿El motivo? Por ceder a presiones del crimen organizado para apoyar al candidato del PAN a la gubernatura del estado, Francisco García Cabeza de Vaca. “Preferimos quedarnos sin candidatos a darle un voto a los malos”, habría de declarar el líder tricolor y, en efecto, con esta acción ese partido quedó fuera de la competencia electoral para las presidencias municipales de Hidalgo, Mainero y Villagrán.

Algo muy grave sucede en este estado, cuando se llegan a tomar decisiones de esta magnitud. Recordamos que hace seis años el candidato del PRI a la gubernatura, Rodolfo Torre Cantú, fue asesinado en plena campaña electoral (28/06/10), y fue su hermano, Egidio Torre Cantú,  quien asumió la candidatura que lo llevó a ocupar la gubernatura del estado.

Mucho se especuló entonces sobre este crimen, desde pugnas políticas internas hasta la participación del crimen organizado. Lo que queda claro es que para algunos resultaba un candidato incómodo y decidieron eliminarlo. Pero ese año no fue el único político en perder la vida en Tamaulipas. La violencia en contra de aspirantes, alcaldes y ex alcaldes se desató. Un mes antes, en el mes de mayo, el precandidato del PAN a la alcaldía de Valle Hermoso, había sido asesinado, como también habría muerto, a manos de gatilleros, el alcalde del municipio de Hidalgo y, su antecesor en esa alcaldía, habría sufrido un atentado, ambos en el mes de agosto (2010). También al ex alcalde de Lleras de Canales moriría acribillado, en enero de 2014.

De acuerdo a la actualización, a diciembre de 2015, sobre la incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Tamaulipas es una de las cinco entidades que han reducido su índice de criminalidad y, en particular, en el caso del delito de secuestro, en donde registró una disminución del 40 por ciento, en comparación con los números de 2014. Esa sería la buena noticia. La mala, es que a pesar de esa considerable disminución, el estado continúa a la cabeza  en el número de secuestros en el país, superando, en 500 por ciento, del promedio nacional. La otra mala, es que junto con Guerrero y Jalisco, es de los estados con los índices más altos de criminalidad en el país.

Por algo, de acuerdo a la autoridad electoral del estado, más de 50 candidatos han renunciado a sus aspiraciones políticas por presiones del narco. Además de que el INE ha suspendido los cursos de capacitación de funcionarios electorales para estos comicios, ante la falta de garantías en algunos municipios del estado (Reynosa, Victoria y Alemán). Así que, habría que darle, al menos, el beneficio de la duda a lo dicho por el dirigente priista, pues la experiencia histórica le da elementos para suponer que el crimen organizado no es ajeno al proceso electoral, y ahora se preocupa, ya no por extorsionar a la autoridad, pues le resulta más fácil colocar a sus aliados como candidatos a cargos estratégicos, y para ello, a unos los apoya en sus campañas y a otros los amenaza para que desistan.

No en balde unos candidatos del PRD, también como lo han hecho algunos del PRI y otros del partido Movimiento Ciudadano, han descubierto, repentinamente, y sin presión alguna, según su dicho, que el candidato de  Acción Nacional a la gubernatura es el mejor y, sin mayor trámite, decidieron apoyarlo, a pesar de pertenecer a otro partido político, y sin la menor preocupación por las consecuencias que esta deslealtad hacia sus partidos, pudiera acarrearles. Algo inédito, extraño y sospechoso, por lo pronto.   

Las amenazas, se supone, se han dado a varios candidatos de distintos partidos, porque para los grupos criminales los colores no importan y el objetivo es lograr el mayor control de las plazas y, la gubernatura, representa la cereza del pastel. No estaría de más atender lo dicho por Manlio Fabio Beltrones y analizar con detalle estas campañas y a los candidatos, pues es una zona de disputa entre el Cártel del Golfo y Los Zetas, y para ellos el cambio de gobierno se presenta como oportunidad para ampliar su dominio.

Se dice que la mujer del César no sólo debe ser honesta, sino además parecerlo, y aquí no se entiende como el PAN que ya hace seis años le negó la candidatura para gobernador a Francisco García Cabeza de Vaca, ahora lo haya postulado. Y es que en el antecedente, según parece, la negativa se dio por algunos indicios poco claros en sus relaciones incómodas, pues el entonces presidente del PAN, César Nava, argumentó que era mejor que el Comité Ejecutivo Nacional nombrara directamente a su candidato, ante la posible influencia del crimen organizado en la designación de candidatos.

A Francisco García Cabeza de Vaca, desde hace ya algún tiempo se le acusa de tener relaciones peligrosas, y que éstas algo han tenido que ver con su encumbramiento en la política. Al menos, por malas coincidencias dos gentes cercanas a él, sus jefes de escoltas, han estado en situaciones comprometidas. Uno, en 2004, fue levantado, apareciendo 4 días después muerto. Según una investigación de la entonces SIEDO, esta persona fue secuestrada después de una reunión que tuvo su jefe (Cabeza de Vaca) con gente del Cártel del Golfo, por una promesa incumplida. En 2006, su entonces jefe de seguridad y ex sub director de seguridad pública en Reynosa, fue detenido en San Juan, Texas, cuando transportaba 25 kgs de cocaína.

En 2005, siendo presidente municipal de Reynosa el ahora candidato, se organizó un festival del día del niño en donde se repartieron miles de juguetes con tarjetas del líder del Cártel del Golfo, Osiel Cárdenas. En su defensa alegó que el municipio sólo había otorgado los permisos, pero ignoraba quienes habían sido los organizadores del festejo. También en 2005 la PGR abrió una investigación en contra de su suegro y su cuñado por robo de combustible en perjuicio de Pemex. Total que a este candidato le detonan bombas de ilícitos demasiado cerca y, aunque él parece librarla, siempre queda la sospecha de que algo no anda bien en su entorno.

Después de la experiencia de los Abarca de Iguala, no cabe el simple rechazo y el contra ataque como defensa, sin mayor análisis, pues las  consecuencias de hacerse de la vista gorda con tal de obtener un triunfo electoral, una posición en el tablero político, a como dé lugar, suelen ser muy gravosas, y aquí más vale prevenir que remediar, porque el fin no puede justificar los medios. Por lo pronto, el presidente del PRI Beltrones, ya dio el primer paso en ese terreno, sin duda caliente, en donde prevalece la duda sobre un clima electoral brumoso. A ver quién le sigue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 16 =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad