Opinión:

  1. Home  »  Opinión   »   Algunos impresentables

 

Algunos impresentables

Fecha: 21 de octubre de 2016 | Autor:

javier duarte slide
El combate a la corrupción parecería operar bajo un sistema de cuotas que poco contribuye a que mejore la percepción popular con respecto a la voluntad política y efectividad del combate a esta lacra, que tanto daña la imagen de nuestro país. Y no es que afirme que ésta haya sido la motivación con la que los partidos políticos, PRI y PAN, decidieran sancionar a sus otrora miembros distinguidos Javier Duarte, gobernador con licencia de Veracruz y Guillermo Padrés, ex gobernador de Sonora, respectivamente, pero al menos esa impresión se dio.

Y es que, al ex gobernador sonorense se le venía investigando desde que concluyó su mandato, hace ya un año, por una serie de irregularidades detectadas en el manejo de fondos públicos, abuso de autoridad, enriquecimiento ilícito, entre otras acciones punibles cometidas durante su gobierno. Investigaciones llevadas a cabo por la PGR y la Fiscalía de Sonora contra las que este ex funcionario se protegió mediante la interposición de más de 40 amparos que, en su momento, evitaron su detención y facilitaron, hasta ahora, su evasión de la justicia.

Y no obstante que el avance de las indagatorias ponía en una situación, al menos de seria sospecha, la honorabilidad y desempeño público de este personaje, en su partido, el PAN, no se prendía ni una alerta. Las denuncias sobre actos de corrupción de Guillermo Padrés, fueron ignoradas por su muy cacareada y flamante Comisión Nacional Anticorrupción que, finalmente, se decidió a actuar, sólo hasta después de que el PRI, a través de su Comisión Nacional de Justicia Partidaria, determinó suspender sus derechos como militante al, entonces gobernador de Veracruz, Javier Duarte, como consecuencia de dos investigaciones que la PGR seguía en su contra por enriquecimiento ilícito y peculado.

Dicen que en política no hay coincidencias, pero, sólo unas horas antes de que el ahora priista virtual, Javier Duarte, pidiera licencia a su cargo como gobernador, tras haber sido suspendido en sus derechos partidarios, en Acción Nacional decidieron suspender también, como medida cautelar, sus derechos como militante al ex gobernador Francisco Padrés, “para evitar un mayor perjuicio al partido,” según la afirmación del presidente de la Comisión, Luis Felipe Bravo Mena. Eso sí, una sanción aplicada después de que la PGR había girado ya una orden de aprehensión en su contra por los delitos de defraudación fiscal y operación con recursos de procedencia ilícita.

Y mientras tanto los dirigentes de estos partidos, Enrique Ochoa del PRI y Ricardo Anaya del PAN, se pelean la primicia de sanción a sus ex funcionarios, en una discusión banal sobre qué partido está más dispuesto a combatir la corrupción y quién ha incurrido más en encubrir a sus militantes. Cuando en los dos casos, es la primera vez que en ambos partidos se suspenden los derechos partidarios a funcionarios de ese nivel, aunque no sean los primeros ejemplos de corrupción detectada, porque en esto de la corrupción todos los partidos cuentan con varias fichitas.

La discusión entre los presidentes del PRI y del PAN, se antoja electorera y da lugar a cuestionamientos sobre el verdadero fondo que hay en la decisión de aplicar estas sanciones. Se trata verdaderamente de combatir la corrupción o es más bien una estrategia para mejorar imagen que no irá más allá de estos dos casos. El compromiso que significan estas acciones obliga a procurar una limpia de funcionarios corruptos, que buena falta le hace al país, sin caer en cacerías de brujas. Habrá que ver si verdaderamente existe voluntad política para hacerlo.

Pero primero tendrán que localizarlos, pues aparentemente han desaparecido, por lo que ahora ambos el comparten el calificativo de fugados, ante las órdenes de aprehensión que existen en su contra.

Y, a partir de estos casos, se recuerda que hay por ahí, en el PRD un personaje que lleva ya viviendo varios años en el extranjero y que dejó cuentas pendientes por una línea del metro cuya corrección le ha costado a la nación sumas multimillonarias. El ex Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, Marcelo Ebrard, se pasea entre Francia y los EUA, sin que hasta la fecha se le haya formalizado una investigación por los errores en la construcción de esta obra del metro. Tocaría entonces a este partido aportar su cuota de impresentables, ahora que está de moda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − Doce =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad