• Destacadas

  • Destacadas

Opinión:

  1. Home  »  Opinión   »   Handicap presidencial a todo galope

 

Handicap presidencial a todo galope

Fecha: 5 de Julio de 2017

Jose Antonio Mead 2 slide

Meade, cuasi ungido

– Corrupción lacerante y costosa

– Mipymes, las que más padecen la extorsión

 

En marzo de 2016, en el marco de la inauguración de la 79 Convención Bancaria, el Presidente Enrique Peña Nieto se hizo acompañar, entre otros integrantes de su gabinete, por José Antonio Meade Kuribreña, a quien recientemente había designado como secretario de Desarrollo Social, luego de haber sido removido como titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El punto ahí fue que el mandatario dedicó al joven secretario de Desarrollo Social una serie de elogios por su desempeño como funcionario leal, apegado a los objetivos del gobierno peñista.

Meade Kuribreña, por supuesto, se sintió como uno de los posibles ungidos para la carrera por la Presidencia de la República. Desde ese momento, el entonces titular de la Sedesol se dedicó a trabajar con más ahínco, según él,  no sólo en la atención a los pobres de este país, principal tarea de la Sedesol, sino también en el desarrollo y diseño de su imagen pública.

Pepe Toño, como suelen decirle sus allegados e igualados, actualmente secretario de Hacienda y Crédito Público –nombrado en esa dependencia en septiembre de 2016–, se presenta como un político joven e innovador, abierto a toda la sociedad, pero también deja claro que es un político versátil, sin predilección partidista, que lo mismo sirve a gobiernos panistas, como sucedió en el sexenio anterior, como a gobiernos del PRI, como ocurre actualmente.

En aquella reunión nacional de la banca, celebrada en Acapulco, Meade fue ovacionado, aplaudido a más no poder.  Literal, salió como torero del ruedo, sólo faltó que los banqueros e invitados lo cargaran en hombros para cerrar con broche de oro.

Por supuesto, no podía faltar la foto del recuerdo. Al joven titular de la Sedesol de aquel entonces, lo esperaba su padre, Don Dionisio Meade, quien saltó de entre la hilera de sillas al paso del Presidente Peña Nieto para tomarse la foto con él y su hijo José Antonio, como si todo estuviera preparado para ello.

Y todo esto viene a mención porque la carrera en busca de la candidatura presidencial está prácticamente a todo lo que da, incluso antes de tiempo y justo José Antonio Meade sigue sonando en los círculos políticos como posible candidato en 2018.

Si bien su camino aún no está definido, también se le ve ya como el posible sucesor de Agustín Carstens en la gubernatura del Banco de México.

Es destacable que el secretario de Hacienda sigue bien posicionado ante el círculo rojo y no es algo reciente, por ejemplo, en abril de 2016 Consulta Mitofsky publicó una encuesta donde preguntaron a líderes de México a quién preferían en la Presidencia de la República y Meade aparecía en primer lugar, le seguía Margarita Zavala. Aún hay mucho camino por recorrer, pero el hándicap presidencial ya arrancó y a todo galope.

 

Corrupción, costosa y lacerante

En 2016, los costos monetarios del cumplimiento de las regulaciones en empresas se estimaron en 115 mil 700 millones de pesos, equivalente a 0.56 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

El costo por actos de corrupción ascendió a mil 600 millones de pesos, con un pago promedio por unidad económica de 12 mil 243 pesos, y de ello da cuenta que al menos 64.6 por ciento de las unidades económicas considera que los actos de corrupción se producen para agilizar trámites, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Las que más resienten este tipo de actos son las medianas empresas, y los estados de Quintana Roo, Tlaxcala y Morelos concentran 20 por ciento de las empresas víctimas de actos de corrupción, además de que normas, trámites, solicitudes e inspecciones para los establecimientos según su actividad, representó un obstáculo para el logro de sus objetivos de negocios.

La encuesta se llevó a cabo del 31 de octubre al 15 de diciembre de 2016, a un total de 34 mil 681 unidades económicas a nivel nacional y por entidad federativa en los sectores de minería, manufacturas, construcción, electricidad, servicios, transportes, comercio y comunicaciones, pertenecientes al sector privado y 42 municipios y delegaciones estratégicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 2 =

 

 

  • Destacadas