Finanzas Personales:

  1. Home  »  Finanzas PersonalesNotas Destacadas   »   ¿Es buena idea tener un crédito?

 

¿Es buena idea tener un crédito?

Fecha: 9 de octubre de 2017 | Autor: Indice Corporativo

Por Dulce Briones

Inicio tu vida laboral. Excelente. Con ello, tus primeros sueldos te ayudaran a solventar tus necesidades personales, gastos familiares, pagar deudas o algún otro asunto. Pero eso no es todo. Ahora todos te miran diferente, incluidos los bancos no te quitan la mirada de encima porque seguramente te van a ofrecer alguna tarjeta de crédito. No importa tu salario. Te lloverán propuestas de todos los bancos, y eso es algo muy tentador para ti, porque pensarás ingenuamente que en ella, tendrás dinero para comprar lo que se te antoje e irte a surtir a tiendas departamentales y después lo pagarás poco a poco, ¡pero qué ilusos!

¡Noo!, la tarjeta de crédito no es tu dinero: es un préstamo del banco y lo tendrás que pagar con intereses, es decir, dinero extra que el banco te cobrará por prestarte a través de la tarjeta. Primero debes saber si la deuda que adquieras la vas a poder pagar, pero si insistes pues así empezarán a llegar más problemas a tu vida porque si compras muchas cosas y te excedes en lo que tus ingresos te permiten después no podrás pagar, aunque estén las promociones a meses sin intereses, porque si no pagas una de las mensualidades, tendrás que pagar intereses.

El crédito queridos lectores, es una cantidad que recibimos con la obligación de pagarla en un plazo determinado, más una cantidad adicional por concepto de intereses. Es una herramienta que te permite adquirir bienes y servicios, algunos de los cuales no podrías adquirir en poco tiempo sin un crédito, por ejemplo para comprar una casa. Pero abuzados, porque los créditos también pueden meterlos en problemas si son irresponsables con su uso y adquieren créditos que no podrán pagar, sus finanzas se verán afectadas y se cerrarán las puertas para obtener nuevos créditos en el futuro.

Antes de solicitar un crédito, deberás evaluar si puedes pagarlo. Para esto necesitas saber qué parte de tus ingresos puedes destinar al pago del crédito, es decir, tu capacidad de pago. Para conocer tu capacidad de pago debes restar tus gastos a tus ingresos, incluyendo las cantidades destinadas a pagar otras deudas y al ahorro. Lo que quede será la cantidad máxima que se podrá destinar al pago de nuevas deudas sin riesgo de que incumplas en los pagos.

Al contratar un crédito es necesario que compares distintas opciones porque el precio de un crédito es su tasa de interés, entre más alta sea, más caro será el crédito, así que debes analizar e identificar cuál es el que te cobra menos intereses.

Ahora, la forma en que pagas tu crédito quedará registrada: si lo haces puntualmente, si te retrasas o no pagas, a ese registro se le conoce como historial crediticio, si éste es bueno, nos abrirá las puertas a futuros créditos; en cambio, un mal historial no cerrará las puertas, porque nadie presta a quien no paga.

Hay diferentes tipos de crédito:

El crédito empresarial, es el préstamo que pedimos para invertir o hacer crecer un negocio.

El crédito a la vivienda o hipotecario, permite adquirir una casa o departamento y pagarlo poco a poco.

El crédito al consumo, es cuando destinamos el crédito a comprar bienes y servicios que satisfagan las necesidades cotidianas.

El crédito nómina, es un préstamo que toma como respaldo el salario que recibes por tu trabajo. Los pagos se descuentan directamente de la cuenta en la que depositan tu sueldo, es importante usarlo con responsabilidad porque si no pagaras a tiempo en un mes te pueden descontar una buena parte de tu sueldo por la deuda

Es muy importante no confundir la tarjeta de crédito con la tarjeta de débito, al utilizar ésta última haces uso de tu dinero donde depositan tu salario. Con esta tarjeta puedes retirar tu sueldo o comprar bienes y servicios.

Así que, no es mala idea tener una tarjeta de crédito, siempre y cuando seamos responsables en la capacidad de pagar la deuda para que podamos construir un historial crediticio que nos permita obtener futuros créditos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + uno =

 

 

  • Destacadas