Notas Destacadas:

  1. Home  »  Notas DestacadasOpinión   »   Mancera y su atlas de riesgo a modo

 

Mancera y su atlas de riesgo a modo

Fecha: 24 de octubre de 2017 | Autor: Indice Corporativo

Por Agustín Vargas

• Casi secreto de Estado
• Acuerdo azucarero, moneda de cambio
• Unifin, apetitoso bocado
• BIM, de festejo e inaugura nueva oficina

Por primera vez y luego de que organizaciones civiles exigieran su publicación ante la reiterada negativa de la Secretaría de Protección Civil por presentar dicha información, argumentado motivos de seguridad nacional, el pasado 6 de octubre el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, presentó la plataforma interactiva del Atlas Público de Peligros y Riesgo de la Ciudad de México.

El documento incluye cinco mapas temáticos que señalan los peligros geológicos, hidrológicos, meteorológicos, químico-tecnológicos y socio-organizativos de la capital del país, además de los inmuebles colapsados y los daños provocados por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Guardado por el jefe de Gobierno con mucho recelo como si se tratara de un secreto de Estado, el mencionado Atlas de Riesgo sólo es una colección de mapas que no permite realizar vinculaciones con otro tipo de información necesaria para estimar riesgos y peligros.

Y en ello coindicen diversos colectivos, redes sociales que recaban información relacionada con el desarrollo urbano de la Ciudad de México, porque a decir de éstos el mapa no dice mucho porque no se asocia la condición del subsuelo con lo que se encuentra en la superficie.

Mancera tardó mucho tiempo en presentar dicho atlas de riesgo; las peticiones para su exhibición fueron muchas, incluso antes del sismo del 19 de septiembre, y ahora presenta un mapa a modo, con el que pretende darle cauce a las exigencias de la ciudadanía de que la autoridad presente información verídica sobre los riesgos geológicos en la Ciudad de México y más ahora que ya inició la reconstrucción.

Si existiera información de los usos de suelo y construcciones, que se pudiera cruzar con datos como las zonas de alta sismicidad, casas, escuelas u hospitales, podrían identificarse realmente los elementos con mayor vulnerabilidad y realzar previsiones.

La tardía presentación por parte del jefe de Gobierno del conglomerado de mapas, fue algo así como “taparle el ojo al macho”. O no se tenían los datos precisos, o se pretende seguir ocultando el verdadero trasfondo de los negocios inmobiliarios autorizados por la actual administración de la CDMX que encabeza Miguel Angel Mancera que ahora se sabe, muchos de ellos fueron autorizados violando los reglamentos de construcción.

Definitivamente el Atlas Público de Peligros y Riesgo de la Ciudad de México no es una herramienta útil para efectos de manejo de riesgos en cuanto a política pública y protocolos de emergencia al no vincular las capas con información central como población, bienes e infraestructura y de ninguna manera es producto de una inversión de alrededor de 100 millones, como se señaló.

Acuerdo azucarero con EU, moneda de cambio con valor cero

El sombrío panorama que se avizora en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN), confirma los vaticinios que numerosos analistas y empresarios del sector agroalimentario realizaron luego de los resultados desastrosos que se obtuvieron en la también renegociación del Acuerdo Azucarero entre México y Estados Unidos.

Como se recordará, el equipo del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, quien por cierto ayer compareció en la Cámara de Diputados, aceptó que se mantuviera la exportación de cuotas azucareras pero a precios más bajos, debido a que se condicionó se enviara en calidad de remolacha, a efecto de beneficiar a los productores de Estados Unidos con la refinación del producto.

Y de nueva cuenta no tocaron ni con el pétalo de una investigación de precios dumping, a la importación de fructuosa estadounidense por parte de las grandes refresqueras, que se benefician al evitar la compra de azúcar mexicana y generando un excedente artificial que es el que se manda a Estados Unidos a precios y calidad castigada.

Las propias autoridades y voceros oficiosos justificaron tal genuflexión ante el gobierno de Donald Trump, quien no tuvo empacho de festinarlo, al suponer que sería útil como “moneda de cambio” en las siguientes negociaciones del TLCAN y que con ello se evitaría una “guerra comercial” con los vecinos del norte.

Bueno pues tal “moneda de cambio” fue de valor cero porque Trump y compañía no han cedido en sus pretensiones de renegociar un nuevo TLCAN que sea beneficioso para su economía, ante lo que “nuestros representantes” nada han podido hacer y tal parece que preparan la siguiente obediente genuflexión al argumentar recientemente que sí es posible reducir el superávit comercial que tenemos con Estados Unidos.

Veremos ahora qué sectores serán los sacrificados que se sumen al azucarero, en detrimento de la economía nacional, la planta productiva y el empleo.

En cuanto al temor de una “guerra comercial” valdría la pena preguntarle a Ildefonso Guajardo y equipo si lo que están haciendo en estos momentos los negociadores estadounidenses, no es sino una batalla mercantil en defensa de sus productores agrícolas e industriales. Ya sólo resta decir que las guerras no las ganan los timoratos.

BIM, de festejo e inaugura nueva oficina

Banco Inmobiliario Mexicano (BIM), que preside Víctor Manuel Requejo Hernández y dirige Leonardo Arana de la Garza, festeja cuatro años de ser el único banco inmobiliario en el país y ocho de financiar la construcción de vivienda en buena parte de la República. La institución ha invertido en el sector vivienda cerca de 40 mil millones de pesos.

La institución financiera es el quinto banco en materia a financiamiento para la construcción de vivienda, ya que ha logrado apoyar con crédito la construcción de mil 120 proyectos habitacionales en todo el país y con ello la edificación de 111 mil 203 viviendas convirtiéndose en el banco inmobiliario de 506 desarrolladores de vivienda.

Como parte de los festejos, BIM inauguró hace unos días el Centro Financiero Satélite, oficina mediante la cual ofrecerá opciones de cuentas de inversión, cuentas de cheques y tarjeta de débito para acercar opciones de ahorro e inversión al público interesado en incrementar su patrimonio mediante instrumentos de largo plazo. Con este centro financiero suman 6 en el país y espera este mismo año cerrar con 10 centros en total.

Unifin, apetitoso bocado

Es posible que pronto volvamos a ver cómo un banco se come a una exitosa sociedad financiera de objeto múltiple (sofom). Estamos hablando de Unifin, que preside Rodrigo Lebois, y que es una de las arrendadoras especializadas en automotores más grandes del país, con una participación importante en el mercado de las bursatilizaciones de cartera y emisiones de bonos.

Resulta que tanto Santander, que preside Héctor Grisi Checa, como Scotiabank de Enrique Zorrilla, están interesados en adquirirla para integrarla a sus grupos financieros, sin embargo se dice que lo que la intermediaria integrante de la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE) busca, es un socio que aporte capital para su proceso de expansión. Acaban de reportar una utilidad neta de 574 millones de pesos al tercer trimestre del año, 60 por ciento superior a lo registrado en 2016.

Es por esto que se ha convertido en un jugoso bocadillo para los tiburones bancarios, ya veremos si cede a las presiones de alguno de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =

 

 

  • Destacadas