Notas Destacadas:

  1. Home  »  Notas DestacadasOpinión   »   Adolfo Lagos y la amistad de Guillermo Ortiz

 

Adolfo Lagos y la amistad de Guillermo Ortiz

Fecha: 22 de noviembre de 2017 | Autor: Indice Corporativo

Por Agustín Vargas

· Su muerte recuerda aquél “¡si no pueden, renuncien!

· Las madres de “El Bronco”

· Quiere a De la Madrid como contrincante electoral en 2018

· “Nos llevamos a toda madre”, dice el folklórico gobernador

Es muy probable que uno de los personajes del sector financiero mexicano que más  lamente y le duela la muerte de Adolfo Lagos Espinosa, sea el exgobernador del Banco de México, exsecretario de Hacienda y Crédito Público y expresidente del Grupo Financiero Banorte, entre otros importantes cargos, Guillermo Ortiz Martínez.

Iniciaron una gran amistad en la  juventud al coincidir en la Universidad de Stanford, la cualmantuvieron siempre, aun cuando se llegaban a enfrentar en duros duelos en partidos de tenis, su deporte favorito.

En realidad fue Ortiz Martínez quien impulsó a Lagos Espinosa para alcanzar los altos vuelos en la banca mexicana, no su tío, el exaccionista mayoritario del viejo Bancomer, Manuel Espinosa Yglesias.

En 1982, cuando el expresidente José López Portillo decretó la nacionalización bancaria, sorprendió que Adolfo se mantuviera en Bancomer y no renunciara o fuera despedido de su cargo que, en aquel tiempo, pertenecía en el mejor de los casos al tercer nivel de la directiva de la empresa.

Fue en la asunción de Carlos Salinas de Gortari como presidente de la República, cuando Guillermo Ortiz fue ascendido a subsecretario de Hacienda y Crédito Público y, en consecuencia, recibir el nombramiento como presidente del Consejo de Administración del estatizado Grupo Financiero Bancomer.

Ortiz no tuvo empacho en apoyar a su amigo y “convenció” al entonces director general del banco,Héctor Hernández Cervantes, para que lo ascendiera como director general adjunto de la Banca Comercial del Grupo.

Pero una de las anécdotas poco difundidas es que una vez expedido el decreto salinista de reprivatización de la banca, en el sector financiero y en la prensa especializada, se daba por descontado que Manuel Espinosa Yglesias recuperaría el control de Bancomer.

La estrategia de “Don Manuel” era proponer una nueva asociación con los empresarios-consejeros con los que había conformado el anterior Bancomer, que originalmente se integró con la conjunción de múltiples bancos regionales, y que hábilmente el gobierno había mantenido como consejeros mas no como socios.

Sin embargo, eso no estaba en la mira del Gobierno Federal, y operó una contra estrategia para dinamitar las intenciones de Espinosa Yglesias: les aseguró a los consejeros que de cualquier manera tendrían una participación en el accionariado del banco, fuera quien fuera el grupo o empresario que ganara la subasta para la adquisición de Bancomer.

Para ello se organizó la gira de una comisión de directivos del banco por todo el país, para informar y convencer de esto a los consejeros del banco, la cual fue encabezada por… Adolfo Lagos Espinosa. Correspondió de esa forma a la amistad de Guillermo Ortiz.

Hombre polémico, de carácter duro, protagonista importante en la banca mexicana y española, y después en la empresa predominante en el sector de la televisión de paga.

Puede afirmarse que Guillermo Ortiz perdió a un segundo hermano debido a la delincuencia, si recordamos que en 1997 asesinaron a Alejandro Ortiz Martínez para robarle un auto Mercedes Benz.

Al igual que a los miles de víctimas de la inseguridad en México, la vida de Adolfo Lagos Espinosa debe ser honrada con un hasta aquí a la impunidad y la ineficiencia en la procuración de justicia y  la seguridad pública, recordándoles a las autoridades, en todos sus niveles, la célebre frase de Alejandro Martí: “¡Si no pueden, renuncien!”.

Las madres de “El Bronco”

Escuchar a Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León, resulta ser todo un rosario y no precisamente católico, que de paso hay que decirlo, se nota que “El Bronco” es bastante espiritual y de ahí también puede explicarse su afición por bendecir a todo mundo.

El señor “Bronco” parece estar rodeado siempre, o al menos así ha de sentirse, de monjas. Todo lo refiere con “madres”, lo cual deja ver a todas luces que es su palabra favorita. No hay frase en donde no incluya un “madres”.

El peculiar lenguaje coloquial del regiomontano, aspirante a la candidatura independiente a la Presidencia de la República, nos hace recordar a otro singular personaje de la política nacional que ocupó finalmente la silla presidencial en el año 2000. Con sus “chinches bravas”, sus “tepocatas” y sus “víboras prietas”, entre otras palabras de su florido y extenso léxico Vicente Fox Quesada ganó popularidad, pero se convirtió al mismo tiempo en bufón y en extensa materia prima para los caricaturistas.

Rodríguez Calderón fue el anfitrión de la Cuarta Feria Nacional de Pueblos Mágicos. Acudieron, como nunca antes se había visto es un evento de este tipo, tres secretarios de Estado juntos. Ahí estaban presentes Ildefonso Guajardo, de Economía, Gerardo Ruiz Esparza, de la SCT y Enrique de la Madrid Cordero, titular de la Sectur.

Los tres funcionarios federales exaltaron el desarrollo del estado de Nuevo León y refrendaron el apoyo del gobierno federal para continuar impulsado la infraestructura de la región, en especial la turística.

“El Bronco”, más que complacido con la presencia de los secretarios de Estado, externó su alegría por ser gobernador independiente, porque de esa manera, dijo, no asume compromisos partidistas con nadie y así puede darles gusto a todos.

“Está a toda madre esta feria aquí en Monterrey”, expresó durante la inauguración del evento turístico que reunió a representantes de los 111 Pueblos Mágicos del país.

“Haber si tienen algo de comer por ahí, porque tengo hambre de a madres”, les dijo a los expositores antes de iniciar el recorrido inaugural por los stands del recinto.

“Nos llevamos a toda madre”

Un poco más tarde, en la improvisada conferencia de prensa en la que participó el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, se le preguntó al “Bronco” su opinión sobre la posibilidad de que el titular de Sectur sea candidato presidencial.

“No sé si su partido le dé chance, pero a mi encantaría que fuera mi competencia, porque nos llevamos a toda madre y podemos hacer una gran competencia. A mí no me desagrada”, respondió el folklórico gobernador.

Es evidente la popularidad del “Bronco” en su estado y está convencido de que será el próximo inquilino de Los Pinos. Pero de entrada nos hace ver hacia adelante que las campañas presidenciales estarán plagadas de gran comicidad.

Las madres de Rodríguez Calderón nos remiten inevitablemente a recordar el programa cómico de la televisión la “Hora Pico”, en donde los actores Miguel Galván y Adrián Uribe caracterizan a un par de monjas: La “madre Ada” y la “madre Zota”. Algo así se anticipa que habrá en las campañas presidenciales del 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =

 

 

 

Frase del día

  • “No te preocupes por la gente que quiere robar o copiar tu trabajo. Preocúpate por el día en que dejen de hacerlo” Jeffrey Zeldman de L.A Editorial.

 

  • Destacadas

  • Destacadas