Finanzas Personales:

  1. Home  »  Finanzas PersonalesNotas Destacadas   »   Educación Financiera para La Tercera Edad.

 

Educación Financiera para La Tercera Edad.

Fecha: 9 de julio de 2018 | Autor:

Por Dulce Briones

Recordando mi vida ahí por el año 2000, viene a mi memoria la cantidad de veces que leí noticias que decían que para el año 2050 se pronosticaba un aumento en la población de ancianos y que superaría a la población de jóvenes. Me preocupaba tanto, pero enseguida me olvidaba de ese temor por mis múltiples ocupaciones, sueños y ganas de vivir mi juventud.

Actualmente, soy una mujer madura y se acerca a mi vida y a la de muchos ese pronóstico que según datos de la OMS entre 2000 y 2050, la proporción de los habitantes del planeta mayores de 60 años se duplicará, pasando del 11% al 22%, lo que hace que este grupo de edad pase de 605 millones a 2000 millones en el transcurso de medio siglo.

Llegando el tiempo de ser un adulto mayor, lo ideal es contar con un ahorro o pensión para vivir la última etapa de nuestra vida con tranquilidad. En esa etapa seguramente se seguirán utilizando los servicios bancarios para los depósitos, retiros o transferencias de dinero en alguna cuenta donde se tenga algún ahorro o pensión.

Otro aspecto a tomar en cuenta, es que los adultos mayores tendrán que estar actualizados en información y tecnología para el uso de esos productos y servicios; por ejemplo, el uso de cajeros automáticos y la banca electrónica.

Viene la pregunta ¿realmente toda la población tiene el conocimiento de una cultura financiera para que el manejo de sus ahorros no se agoten? Para ello, se requieren programas de Educación Financiera que apoyen a este segmento de la población. A continuación algunas recomendaciones de Condusef   para tomar en cuenta en la tercera edad de todas las personas. No lo echemos en saco roto.

Sé un consumidor inteligente

Sé precavido en tu consumo diario. Recuerda que durante el retiro, por lo general, tus ingresos están limitados y un gasto excesivo puede convertirse en más que un dolor de cabeza.

Si comparas, ganas

Una buena fórmula para ser un consumidor inteligente es comparar, si lo haces, es importante que no sólo tomes como referencia el precio de algún producto o servicio, sino también la calidad del mismo y los beneficios que tiene para tus necesidades particulares.

Déjalo en manos de tus seres queridos 

Lo ideal es que para esta época tengas hecho tu testamento, si no es el caso, es momento de realizarlo, decide a quien te gustaría dejarle el patrimonio que con tanto esfuerzo has construido, evítales problemas y no pierdas la oportunidad de poner tus papeles en orden.

Transmite tu experiencia

Algo que caracteriza a las personas mayores es su experiencia y conocimiento, en ese sentido, puedes transmitir a tu familia tus hábitos financieros positivos. Hazles ver, por ejemplo, la importancia que tiene el ahorro y los frutos a cosechar si se hace de éste un hábito de vida.

Recuerda, como te ves se vieron, pero ¿cómo los ves quieres verte?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trece − 7 =

 

 

 

Frase del día

  • “La única política económica sabia es estimular la agricultura científica” Arturo Uslar Pietri

 

 

Accesibilidad