Notas Destacadas:

  1. Home  »  Notas DestacadasOpinión   »   Corporativo – Contratos fallidos en la AEFCEN

 

Corporativo – Contratos fallidos en la AEFCEN

Fecha: 28 de septiembre de 2018 | Autor:

Por Rogelio Varela

Muy lejos han quedado los objetivos que la Autoridad Educativa Federal de la Ciudad de México (AEFCM), dirigida por Joaquín Francisco Guzmán López, se planteó en abril para lograr los más altos estándares de higiene, ya que las contratistas Gott un Glück SA de CV y MICMAR SA de CV, no han cumplido con su labor, lo más grave es que no hay indicios de sanción alguna.

Me refiero a que ambas empresas son pagadas con recursos públicos a pesar de que no cumplen con las condiciones que prometieron para el servicio, ya que como se puede documentar al acudir a los edificios de la dependencia, los suministros colocados son los que han querido las contratistas, y no los solicitados de inicio.

Para ser específicos vamos a iniciar con el papel de baño, los cuales habrían de ser de 300 metros, pero apenas llegan a 250 metros, como se puede constatar en una factura a nombre de Gott und Glück.

Mientras que los contenedores de basura de polietileno con capacidad de un metro cúbico quedaron en el imaginario, porque en lugar de estos solo se han visto botes de lámina con capacidad para almacenar 200 litros y sin tapa.

El caso de los 1,076 operarios es aún más preocupante, ya que nos dicen, desde el día en que inició el contrato se han reportado faltas continuas que involucran al 70% del personal, por lo que el pago mensual habría de verse mermado, pero sobre deducciones o penalizaciones no se ha hablado.

No son especificaciones menores, ya que este contrato podría costar al erario público hasta 68 millones de pesos, por lo que habría de ser motivo suficiente para que el director de Recursos Materiales y Servicios, Ricardo Rafael Nieto Hernández, ordenara una revisión.

De entrada resulta extraño que no haya habido llamadas de atención, ya que de acuerdo con el contrato SEP/AEFCM/02/2018, se debieron entregar informes mensuales en los cuales se podrían detectar las faltas y aplicar deducciones que van desde 5 por ciento del monto mensual por cada día natural que haya transcurrido sin el equipo necesario, hasta descontar el sueldo correspondiente de aquellos colaboradores faltantes. Pero ni una ni otra han sucedido.

Desde aquí un llamado a la Secretaría de la Función Pública, de Arely Gómez, para que envíe a sus investigadores a la AEFCM, pues aunque se esté llegando el término de su administración, no queda duda que aún falta mucho por hacer.

De Malas 

Quien se puede convertir en un dolor de cabeza para el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, es Raimundo Artis, quien encabezará la estrategia digital del próximo gobierno. Nos cuentan que lo han visto malhumorado y ante los cuestionamientos sobre su área, la respuesta siempre es la misma: “Gracias por perder el tiempo conmigo y no habrá más comentarios”.

Triste puede sonar, pero en el proyecto de la Cuarta Transformación de AMLO está el comunicar que su gobierno reducirá y digitalizará el número de trámites. ¡Uff!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 7 =

 

 

 

Accesibilidad