Finanzas:

  1. Home  »  FinanzasNotas Destacadas   »   Banorte anticipa que la FED no subirá tasa en 2019

 

Banorte anticipa que la FED no subirá tasa en 2019

Fecha: 31 de enero de 2019 | Autor:

fed2 slide

Por Banorte IXE

– El FOMC acaba de publicar su decisión de política monetaria

– Como era ampliamente esperado, el Fed decidió mantener el rango de los Fed funds en 2.25%-2.50%

– El comunicado que acompañó la reunión mostró un tono más dovish a lo esperado, con lo que no esperamos más alzas de tasas en 2019

– El cambio más relevante en el comunicado es que ya no considera que algunas alzas de tasas adicionales serán consistentes, sino que ahora el FOMC puede ser paciente

– Adicionalmente, consideramos que las medidas tomadas con respecto al balance apuntan a que el Fed está dispuesto a operar la política monetaria con un balance más grande de lo inicialmente estimado

– La primera decisión del Fed este año sustenta la valuación actual del mercado de condiciones monetarias menos restrictivas hacia delante

Decisión en línea con lo esperado. El FOMC acaba de publicar su decisión de política monetaria, en la que decidió mantener el rango de los Fed funds en 2.25%-2.50%, como era ampliamente esperado. Destacamos dos cambios importantes de esta reunión: (1) Desde esta reunión tuvo lugar la rotación de miembros de los Fed regionales con los votos de Rosengren, del Fed de Boston, Bullard, del Fed de St. Louis, Evans, del Fed de Chicago, y Esther George, del Fed de Kansas City sustituyendo a Barkin (Richmond), Bostic (Atlanta), Mester (Cleveland) y Daly (San Francisco); y (2) a partir de esta fecha, todos los anuncios de las decisiones del FOMC vendrán acompañadas de conferencia de Jerome Powell, presidente del Fed (a diferencia de lo que venía ocurriendo donde sólo cuatro reuniones al año venían acompañadas de conferencia).

El cambio más relevante en el comunicado fue en su descripción de las futuras acciones del FOMC. Explicaron que el Comité sigue viendo una expansión sostenida de la actividad económica, fuertes condiciones del mercado laboral y la inflación cerca del objetivo simétrico de 2% como lo más probable hacia adelante y dijeron que “El Comité será paciente conforme determina que futuros ajustes al rango objetivo de la tasa de Fed funds serán apropiados…”. Esto contrasta con el comunicado anterior donde decían que “El Comité considera que algunas alzas graduales adicionales en el objetivo del rango de la tasa de Fed funds serán consistentes con una expansión sostenida de la actividad económica, condiciones fuertes del mercado laboral y la inflación cerca de su objetivo simétrico de 2% en el mediano plazo”. Destacamos la palabra paciencia y además el hecho de haber eliminado las palabras relacionadas con futuras alzas en la tasa de referencia.

En su conferencia, Jerome Powell reafirmó el tema de paciencia. El presidente del Fed explicó que los cambios en el comunicado no se deben a un cambio en las perspectivas económicas y que las condiciones para subir tasas se han debilitado en cierta medida, destacó que la baja en los precios del petróleo reducirá la inflación y dijo que ser pacientes en cuanto a las tasas apoyará las perspectivas. Dijo también que su política está en el rango de los estimados de la tasa neutral, Asimismo, destacó que todavía ven las bases sólidas y que las perspectivas son favorables.
Además, subrayó que sus acciones son dependientes de los datos y dijo que la extensión de su periodo de paciencia dependerá de los datos.

Comunicado sobre el balance apunta a que su tamaño de largo plazo será mayor al inicialmente esperado. En un documento por separado, el Fed presentó el resultado de sus discusiones sobre sus planes de normalización del balance. En este contexto, se acordó que: (1) El Comité continuará implementando la política monetaria en un régimen en el que una amplia oferta de reservas continúa garantizando el control sobre el nivel de los Fed funds y otras tasas de interés a corto plazo y en el que no se requiere una gestión activa de las reservas; y (2) el Comité continúa viendo los cambios en el rango objetivo de los Fed funds como su principal medio para ajustar la postura de la política monetaria. Adicionalmente, dijo que están preparados para utilizar todas sus herramientas, incluida la
modificación del tamaño y la composición de su balance general, si las condiciones económicas futuras justificaran una política monetaria más flexible que la que se puede lograr únicamente mediante el manejo de las tasas. En nuestra opinión, esto sugiere que el Fed está dispuesto a operar la política monetaria con un balance
mucho más grande de lo inicialmente previsto.

Con un comunicado más dovish a lo esperado y un escenario altamente incierto, pensamos ahora que el Fed no subirá tasas en 2019. Si bien la evaluación de las condiciones económicas estuvo en línea con nuestra expectativa,
describiendo el avance de la economía como ‘sólido’ en lugar de ‘fuerte’ y reconociendo que las medidas de inflación implícitas en los instrumentos del mercado han disminuido, los cambios con respecto al forward guidance fueron
muy significativos. En este contexto, concordamos con el presidente del Fed en que el escenario actual tiene un elevado nivel de incertidumbre, con varios temas  pendientes en la agenda geopolítica que restringirán las condiciones financieras.
Este escenario no apoya una expansión sostenida de la actividad económica al tiempo en que la inflación está bajo control. A esto hay que añadir las decisiones adoptadas con respecto a la normalización de la hoja de balance. De esta manera, no esperamos más cambios en la tasa de referencia en lo que resta del año vs. un movimiento más de 25pb que habíamos estimado al inicio del año.

De nuestro equipo de estrategia de renta fija y tipo de cambio

La primera decisión del Fed este año sustenta la valuación actual del mercado de condiciones monetarias menos restrictivas hacia delante

En línea con lo que se esperaba, la Reserva Federal mantuvo sin cambios el rango de los Fed funds en 2.25% a 2.50%, con un comunicado mostrando un claro sesgo dovish, al igual que la conferencia de prensa del Presidente Powell. Tanto la expectativa sobre el nivel de tasas este año como el manejo de la hoja de balance es un sustento importante para los 9pb de alzas implícitas acumuladas que descuenta la curva de rendimientos en EE.UU. Más aún, la tasa forward de 2 años en EE.UU. operando actualmente en 2.54% refleja esta expectativa de condiciones monetarias menos restrictivas hacia delante, después de que el año pasado alcanzó niveles máximos de 3.10% el 5 de octubre. En general, la expectativa de modesta desaceleración de la economía norteamericana y una posible recesión entre finales de 2020 y principios de 2021 pudiera sustentar la idea de una curva de rendimientos aplanada, con una pendiente 2/10 años en 14pb, muy cercano al mínimo del año pasado de 11pb, con la posibilidad de invertirse a finales de este trimestre. Las implicaciones para México vienen, al menos, por dos frentes. Por un
lado, la retórica menos restrictiva de EE.UU. permite tener un mayor margen de maniobra para Banxico en términos de política monetaria relativa, especialmente si tomamos en cuenta los 450pb de diferencia en las tasas reales ex ante de corto plazo entre ambos países. Esto ofrece condiciones favorables a nuestra recomendación de inversión de posiciones largas en Bonos M Jun’22 y Dic’23, la cual iniciamos el 9 de enero. Este día se ha observado un fuerte ajuste de 15pb como resultado del incremento en la prima de riesgo en la curva local después de que diera a conocerse ayer por la tarde el recorte de calificación de Fitch Ratings a Pemex de “BBB+” a “BBB-”, dejando la perspectiva negativa. A pesar de ello, esta recomendación lleva una ganancia acumulada de 23pb y 22pb, respectivamente.
Más allá de este efecto, la reacción de la curva local después de conocerse la decisión del Fed fue moderada, recuperando 4pb. Por otro lado, un Fed más dovish sugiere que el dólar americano seguirá mostrando un debilitamiento generalizado frente a divisas del G10 y emergentes. El índice BBDXY ha mostrado una caída
del máximo de 2018 observado el 12 de noviembre de 1,214pts a 1,185pts (-2.4%). Una situación similar se ha observado en el DXY pasando de 97.5pts a 95.9pts en el mismo periodo. Ante esta coyuntura, el peso ha acumulado una ganancias de 2.5% en lo que va de 2019, ubicándose como la séptima divisa más fuerte en el espectro de EM después del RUB, ZAR, BRL, CLP, THB y COP. No obstante, la divisa también ha observado un ajuste en la prima de riesgo embebida después del anuncio de Fitch Ratings. En términos generales, consideramos que el margen de
apreciación del peso es moderado, respetando la zona de USD/MXN 18.87 en un par de ocasiones en las últimas dos semanas. Tomando las condiciones actuales mantenemos nuestra recomendación táctica de corto plazo de posiciones largas (compra) de dólares debajo de los USD/MXN 19.00, la cual abrimos el 15 de enero del presente (con entrada en 18.99). El peso mostró una reacción limitada a las noticias dadas a conocer por la Reserva Federal este día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez + 11 =

 

 

 

Accesibilidad