Economía:

  1. Home  »  EconomíaNotas Destacadas   »   FMI anticipa recesión y crisis sin precedente: Banorte

 

FMI anticipa recesión y crisis sin precedente: Banorte

Fecha: 15 de abril de 2020 | Autor:

Perspectivas de la Economía Mundial del FMI – Recesión e incertidumbre ante una crisis sin precedentes

▪ El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó su documento Perspectivas de la Economía Mundial.

▪ La institución revisó fuertemente a la baja el estimado de crecimiento global para 2020, desde un avance de 3.3% previo a -3.0%. Para 2021, lo subió de 3.4% a 5.8%.

▪ Estima que las economías avanzadas caigan 6.1% este año y que las economías en desarrollo se contraigan 1.0%, apoyadas por un avance en Asia emergente.

▪ El FMI resaltó que el panorama global ha cambiado dramáticamente en los últimos tres meses debido a la pandemia del COVID-19. Aseguró que la crisis es como ninguna otra, el choque será grande y existe una fuerte incertidumbre sobre la duración e intensidad de dicho choque.

▪ Ensuescenariobaseparalaactividadeconómica,elFMIasume:(1)Una recuperación de la actividad económica en la segunda mitad del año; (2) la mayor caída del PIB en la mayoría de los países en 2T20; y (3) condiciones financieras más apretadas en 1S20.

▪ En nuestra opinión, los riesgos a los estimados del FMI son claramente a la baja, como lo muestran sus escenarios alternos, que son todos más negativos que el base.

Recesión global en 2020. El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó hoy su reporte sobre las Perspectivas de la Economía Mundial, en el que revisó drásticamente a la baja el estimado de crecimiento global, incorporando los efectos del COVID-19. Su escenario base es que la economía mundial registrará una contracción de 3.0% en el 2020 y una recuperación en el 2021, que la llevará a crecer 5.8% (ver tabla y gráfica abajo). El FMI destacó que la crisis actual no tiene precedentes.

Explicó que: (1) El choque es grande; (2) como en una guerra o crisis política, hay mucha incertidumbre sobre su severidad y duración; y (3) en las circunstancias actuales, el rol de la política económica es muy distinto.

En específico, explicaron que en una crisis normal se busca impulsar la actividad económica mediante el estímulo a la demanda agregada, mientras que, en estos momentos, la crisis es en buena medida, resultado de las medidas de contención implementadas para frenar la propagación del virus, lo que provoca que estimular la actividad económica sea muy complicado.

Supuestos detrás del escenario base de una contracción global de 3.0% en 2020. Ante los niveles extremos de incertidumbre existentes en la economía global por la falta de conocimiento sobre la evolución del COVID-19 y escenarios históricos comparables, el FMI listó los principales supuestos detrás de su escenario base para su expectativa sobre la actividad económica. Entre ellos se encuentran:

(1) La pandemia se diluye en la segunda mitad del año, permitiendo que las medidas de contención se vayan levantando de manera gradual.

(2) Dado que la propagación del virus se extendió a la mayoría de los países a finales de marzo, se espera que el mayor impacto en la actividad económica se resienta en 2T20. Lo anterior, con excepción de China, que fue el primer país en sufrir los contagios y donde el impacto más fuerte se habrá resentido en 1T20. El FMI asume que los países más afectados por el virus habrán perdido 8% de los días laborales en 2020, mientras que el resto se asume que habrán perdido 5% de los días laborales este año.

(3) Asumen que durante la primera mitad del año se mantendrán condiciones financieras apretadas tanto en países desarrollados como en mercados emergentes, mismas que se relajarán en la segunda parte del año.

(4) En cuanto a los precios de commodities, explican que, de acuerdo con el mercado de futuros, el precio promedio de petróleo se estima en 35.60 dólares por barril en el 2020, y en 37.90 en el 2021.

En este caso, las fuertes caídas de la actividad económica son tanto en las economías avanzadas como en los mercados emergentes. El FMI espera una caída del PIB de 6.1% en las economías desarrolladas en el 2020, donde anticipa una contracción en EE.UU. de 5.9%, una baja de 7.5% en la Eurozona, una contracción de 5.2% Japón y una caída de 6.5% el Reino Unido.

El organismo explicó que las economías avanzadas con fuerte capacidad de gobernabilidad, sistemas de salud bien equipados y con la ventaja de poder emitir monedas que son utilizadas como reserva, están mejor posicionadas para hacer frente a la crisis. Por el contrario, varias economías en desarrollo necesitarán del apoyo de economías avanzadas e instituciones financieras internacionales.

Explicaron que, en los mercados emergentes, se está sufriendo una crisis de salud, fuertes choques a la demanda externa, profunda restricción a las condiciones financieras globales y una caída en los precios de los commodities. El FMI espera una contracción de los mercados emergentes de 1.0% en el 2020. Excluyendo China, esperan que este grupo reporte una contracción de la actividad económica de 2.2%.

Destacaron que Asia emergente sería la única región que se estima con un crecimiento positivo este año. El FMI espera que China crezca 1.2% este año, si bien un desempeño muy superior al de otros países, será un avance muy inferior a las tasas cercanas al 6.0% que estuvo registrando en los últimos años

Escenarios alternos, todos más negativos que el base. Dada la elevada incertidumbre en torno a la crisis actual, el FMI presentó tres escenarios alternativos, donde destaca que todos ellos son más pesimistas que el base. Los tres escenarios tienen cuatro cosas en común: (1) El impacto de las medidas de contención; (2) condiciones financieras apretadas; (3) medidas de política económica para relajar las condiciones financieras y apoyar los ingresos; y (4) disrupciones económicas que las medidas de política económica no pueden contrarrestar.

Escenario 1. Asume que el tiempo para poder contener la propagación del virus se extiende 50% más que en el escenario base. Cuando se tarda más de lo esperado en contener el brote, la producción global en 2020 es 3.0% más baja relativo al escenario base en 2020. Posteriormente, la producción se recupera gradualmente hacia la línea base y permanece aproximadamente 1.0% debajo de ella hasta el fin del horizonte de pronóstico del documento. La disminución inicial de la actividad económica es muy similar para las economías avanzadas y las emergentes. En el mediano plazo, la producción en los mercados emergentes está más abajo que el escenario base, debido a que el espacio fiscal limitado en este grupo de economías conduce a más daños.

Escenario 2. Igual que el escenario base, añadiendo un segundo brote en 2021. En este caso, la producción global en 2021 es casi 5.0% menor que en el caso base. Nuevamente, las economías avanzadas y de mercados emergentes sufren aproximadamente de manera similar inicialmente, con los efectos adicionales en términos de daños en economías de mercados emergentes en el mediano plazo.

Escenario 3. (Escenario 1 + Escenario 2 + efectos no lineales). Se suman los dos escenarios previos más efectos no lineales. En este caso, la producción global está casi 8.0% por debajo de la línea del escenario base de 2021. Las posibles no linealidades en el impacto que pueden tener condiciones financieras más apretadas conducen a una producción aproximadamente 1.0% más abajo de la línea base en el mediano plazo respecto a lo que implicaría una combinación lineal simple de los dos escenarios previos de manera aislada.

Recesión, en un entorno de alta incertidumbre, en medio de una crisis sin precedentes. Destacamos del documento, el hincapié que hace el FMI en la incertidumbre ante una crisis sin precedentes que llevará a la economía global a una recesión este año, y cuyo desarrollo hacia adelante supone todavía muchos riesgos. Esto, en un contexto donde es muy difícil cuantificar la duración y magnitud de la crisis. Consideramos clave que, en este tipo de crisis, la efectividad de la política monetaria y fiscal se ve fuertemente limitada por las medidas de contención que se han implementado para frenar la propagación del virus y que son, en sí mismas, la principal razón detrás del freno en la actividad económica. Es así que, bajo el escenario central de la institución, mismo que anticipa una contención efectiva del COVID-19 y una recuperación gradual en el segundo semestre, las fuertes medidas de estímulo implementadas a nivel global, tanto en el frente monetario como fiscal, serían clave para la recuperación. No obstante, y ante la falta de visibilidad sobre si esto se materializará, coincidimos en que los riesgos a estos estimados del FMI son a la baja, como pudo verse en sus escenarios alternos que son todos más negativos que el escenario base.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad