Economía:

  1. Home  »  EconomíaNotas Destacadas   »   Sorprende envio de remesas en marzo: Banorte

 

Sorprende envio de remesas en marzo: Banorte

Fecha: 4 de mayo de 2020 | Autor:
remesas slide

Banorte IXE

Remesas familiares – Fuerte sorpresa positiva en marzo, a pesar del COVID-19 en EE.UU.

  • Remesas familiares (marzo): US$4,016.1 millones; Banorte: US$2,861.4mn; consenso: US$2,748.2mn (rango de estimados: US$2,000 a US$3,258mn); anterior: US$2,694.2mn
  • El flujo de remesas creció 35.8% a/a, mostrando una elevada fortaleza a pesar de peores condiciones de empleo para los migrantes en EE.UU. Como resultado, este fue su mayor ritmo de avance desde diciembre de 2003
  • El avance estuvo impulsado tanto por el aumento de 17.9% a/a en el monto promedio enviado, a US$377.69, además del avance del número de operaciones, que aumentó 15.1%
  • En nuestra opinión, el reporte de hoy fue muy positivo. No obstante, seguimos esperando una contracción de las remesas en 2020 ante el impacto que una menor actividad económica tendrá en el empleo en EE.UU. Por el contrario, los riesgos parece que se han inclinado ligeramente al alza en términos del flujo de remesas.

Las remesas sorprenden al alza en marzo. El ingreso por remesas Familiares ascendió a US$4,016.1 millones, superando ampliamente tanto al consenso como a nuestro pronóstico de US$2,861.4 millones. Cabe mencionar que el dato estuvo por encima de la proyección de todos los analistas y es un nuevo máximo en la serie histórica, avanzando 35.8% a/a. El resultado fue muy positivo considerando el impacto que la pandemia está teniendo alrededor del mundo y en especial en el mercado laboral de EE.UU., incluso descontando por la fuerte estacionalidad al alza de este mes en particular. De acuerdo con nuestro monitoreo, las condiciones de empleo de los migrantes mexicanos en EE.UU., estuvieron impactadas por la suspensión de actividades. En este sentido, los migrantes ‘no naturalizados’, que son los que creemos que más remesas envían, mostraron una caída de 299,839 puestos de trabajo en el mes, con la tasa anual alcanzando -15%, la más baja en nuestra base de datos (que inicia en 2005). Dentro de este grupo, pero entre los ‘naturalizados’, se observó una caída neta de empleos por segunda ocasión consecutiva (-36,179 plazas en el mes), con la tasa anual cayendo 6.5%. En contraste, los ‘nativos’ cayeron más moderadamente, con el total de empleos moderándose a 5.8% desde 7.9% en febrero, también eliminando plazas en la comparación mensual. Como resultado, la entrada de flujos por este concepto en lo que va del año alcanzó US$9,239 millones, 18.4% por encima del mismo periodo de 2019.

Fuerte alza tanto en el monto promedio enviado como en el número de transacciones. Específicamente, el primero se ubicó en US$377.69, creciendo 17.9% a/a y en un máximo desde el año 2000. El segundo también fue bastante fuerte, con el numero de operaciones en 10.6 millones (+15.1% a/a), por encima de la marca de 10 millones por segunda vez en la historia. Como ya fue mencionado, esto es muy positivo ante las condiciones económicas, en particular en EE.UU. donde la mayoría de los migrantes residen, sugiriendo también mayores esfuerzos para enviar recursos a sus familias y mayor fortaleza a la anticipada. Cabe mencionar que esto se observó a pesar de otras restricciones a movilidad en la frontera debido a la pandemia, así como un mayor enfoque de la administración de EE.UU. en los últimos años sobre seguridad y migración, con más posibilidad de ser deportados.

Reporte positivo, aunque los riesgos continúan sesgados a la baja. Creemos que el reporte fue indiscutiblemente favorable, sorprendiéndonos a nosotros y al mercado. Como hemos mencionado en otras publicaciones, esto es muy relevante ya que estos recursos apoyan el consumo doméstico, especialmente entre la población de menores ingresos, además de ser una fuente importante de divisas. A pesar de lo anterior, los riesgos siguen sesgados a la baja y muy elevados ante condiciones de empleo para migrantes en EE.UU. que se han deteriorado con fuerza, afectando en particular a los servicios en sectores tales como la construcción y servicios de comida. Adicionalmente, problemas de coordinación y logística entre EE.UU. y México en varias industrias podrían exacerbar las presiones en el empleo si esto obliga a compañías a cerrar operaciones debido a la falta de suministros. En este contexto, esperamos la nómina no agrícola de abril en EE.UU. con una pérdida de 20 millones de empleos (a publicarse el viernes), con la mayoría de ellos en servicios. Por lo tanto, y a pesar de la fortaleza de marzo, creemos que la pandemia tendrá un fuerte impacto en la dinámica de las remesas pronto. Mantenemos nuestro pronóstico de una contracción de alrededor de 20% en las remesas este año, lo que sería más débil que la caída de 12.4% registrada en 2010, tras la crisis financiera en ese país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez + 8 =

 

 

 

Frase del día

  • Los organismos cúpula se reunieron con senadores para cuestionar los alcances del proyecto de Ley de Infraestructura de la Calidad

 

 

Accesibilidad