Negocios:

  1. Home  »  NegociosNotas Destacadas   »   Unión Europea aprueba estímulo sin precedente

 

Unión Europea aprueba estímulo sin precedente

Fecha: 22 de julio de 2020 | Autor:

Banorte

Unión Europea – Paquete de estímulo fiscal sin precedentes

  • Los líderes de la Unión Europea llegaron a un acuerdo sobre el Fondo de Recuperación por €750,000 millones, y el presupuesto para los próximos siete años, por €1.07 billones.
  • Las mayores discrepancias en las negociaciones se centraron en la composición del Fondo de Recuperación, con fuerte oposición de 5 países miembros a un monto elevado de subvenciones.
  • Italia será el país que reciba el monto más elevado de fondos, debido a que es el país que se ha visto más afectado por la pandemia.
  • Lo que sigue ahora es el proceso normal para aprobar el presupuesto que debe estar listo en diciembre.
  • Consideramos que el paquete de estímulo es un avance a la unificación regional, pero aún falta un largo camino.
  • En nuestra opinión, el paquete fiscal permitirá al ECB mantener sin cambios su postura monetaria por lo que resta del año.

La Unión Europea llegó a un acuerdo sobre un paquete de estímulo fiscal sin precedentes. Desde el pasado viernes, los líderes de la región celebraron su primera Cumbre presencial desde que inició la pandemia, en Bruselas, para discutir sobre las medidas para hacer frente a la pandemia. Los 27 países miembros llegaron a acuerdos sobre dos temas, principalmente: (1) El presupuesto de largo plazo de la UE, que será de €1.07 billones; y (2) el Fondo de Recuperación Económica propuesto por la Comisión Europea que será de €750,000 millones (US$ 855,000 millones).

Estímulo monetario y fiscal apoyando la recuperación económica. El programa total acordado es de €1.82 billones a lo que se suma un esquema de apoyo a los salarios por €540,000 millones para evitar mayores incrementos en la tasa de desempleo. En específico, los €750,000 millones de euros del Fondo de Recuperación, equivalen a 6.5% del PIB de la Unión Europea excluyendo el Reino Unido. Esto se suma al apoyo fiscal que ha implementado cada uno de los países que hasta ahora –también como porcentaje del PIB– ha sido de 6.6% en Alemania, 1.8% en Francia y 4.2% en Italia. Estas medidas fiscales son un fuerte apoyo para la recuperación económica, en adición al estímulo monetario que ha dado el ECB mediante el programa de compra de activos para hacer frente a la pandemia por €1.35 billones.

La mayor discrepancia en las negociaciones se centró en la conformación del Fondo de Recuperación. Las negociaciones se extendieron más de lo planeado y el centro de las discrepancias fue la composición del Fondo de Recuperación, el cual está dividido entre subvenciones y préstamos. Hubo fuerte oposición a las primeras por parte de algunos países miembros, liderados por Los Países Bajos, e incluyendo también a Suecia, Dinamarca, Austria y Finlandia.

La propuesta original de la Comisión Europea estaba dividida en €500,000 millones en subvenciones y €250,000 millones en préstamos. Sin embargo, para poder llegar a un acuerdo, el monto de las subvenciones tuvo que reducirse a €390,000 millones y los préstamos serán de €360,000 millones. Cabe mencionar que, las subvenciones son muy importantes debido a que permitirán a algunos países –como España e Italia, que han sido los más afectados por la pandemia– gastar más para reactivar la economía sin que esto incremente la carga de su deuda. Esto es especialmente relevante en el caso de Italia que tiene montos muy elevados de endeudamiento. En este contexto, dicho país será el que recibirá el mayor monto de fondos con €82,000 millones en subvenciones y €127,000 millones en préstamos. De éstos, el 70% será entregado entre 2021 y 2022.

¿Qué sigue ahora? Debido a que, el Fondo de Recuperación es parte del presupuesto, sigue el mismo proceso para ser aprobado. Se requiere de una mayoría simple en el Parlamento Europeo y la aprobación de los Parlamentos de cada uno de los 27 países miembros. Después del acuerdo al que se llegó en la Cumbre, se espera la publicación de un documento oficial en los próximos días. El proceso de presupuesto generalmente sigue los siguientes lineamientos: (1) A más tardar en septiembre se presenta al Consejo Europeo la propuesta; (2) a más tardar en octubre, el Consejo manda su postura respecto al mismo al Parlamento Europeo; (3) el Parlamento Europeo tiene 42 días para aprobarlo y en caso de que no sea así, inicia un proceso para llegar a un acuerdo; y (4) para diciembre el presupuesto debe estar aprobado.

Importante avance en la unificación regional. Consideramos que esto significa un importante avance en el proceso de unificación de la Unión Europea. En particular, destaca que la Comisión estaría emitiendo bonos en representación de todo el bloque. La propuesta es que los fondos se obtengan en los mercados financieros, con los vencimientos iniciando en 2028 y extendiéndose hasta 30 años. Esta estrategia busca tomar ventaja de condiciones más favorables de financiamiento, ya que la calificación crediticia de la Comisión es de AAA. De esta manera, el programa será pagado entre 2028 y 2058 y será parte del nuevo presupuesto de largo plazo de la Unión Europea, que va del 2021-2027 por €1.07 billones. Cabe resaltar que los 27 países miembros pagarán por este plan de gasto de siete años, de acuerdo con su contribución al ingreso nacional bruto.

Una manera distinta de abordar las crisis en la región. Por su parte, el hecho de que una buena parte del Fondo de Recuperación sea en forma de subvenciones significa un cambio de postura de los países miembros respecto a los paquetes de rescate implementados en crisis previas, como la de Grecia y otros países en el periodo 2010-2015. Cabe recordar que Grecia fue rescatada a través de préstamos que tuvo que pagar más tarde, incrementando la carga de su deuda. Asimismo, la ayuda vino de la mano de exigencias de reducciones en el gasto del gobierno que vinieron acompañadas de un menor crecimiento económico. Cabe resaltar, sin embargo, que los países tendrán acceso a los fondos hasta el próximo año y es importante mencionar también que se trata un apoyo de una sola vez, y no significa necesariamente que la Unión Europea haya transitado a un esquema de ayuda en conjunto en futuras crisis.

Mayor estímulo fiscal apunta a que la política monetaria podría permanecer sin cambios por lo que resta del año. Tras el acuerdo sobre el Fondo de Recuperación consideramos que lo más probable es que el ECB mantenga sin cambios su postura monetaria por lo que resta del año, aunque no descartamos una ampliación del programa de compra de activos para hacer frente a la pandemia si las compras se mantienen al ritmo actual. En este sentido, el monto total del programa no sería suficiente para llegar a julio del 2021, fecha mínima estipulada por el banco central. Consideramos que los apoyos, tanto fiscales como monetarios, son cruciales para la recuperación, en un entorno donde todo parece caminar hacia una recuperación a partir de 3T20 bajo el escenario en el cual el número de nuevos contagios sigue contenido. No obstante, es importante recalcar que se mantienen los riesgos de una segunda ola de contagios, además de otros temas como el Brexit –donde la nueva relación comercial entre la región y el Reino Unido tras el fin del periodo de transición el 31 de diciembre de este año aún no está definida– y en el frente comercial, tales como la posibilidad de nuevos aranceles por parte de EE.UU., a productos provenientes de la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − siete =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad