Indice Corporativo  
 
 
   
Redes
Sombra
  Domingo, 25 Junio 2017

reformaDespués de estar claramente diagnosticada desde hace dos décadas la necesidad de una reforma laboral, se aprobaron cambios que significan un avance en la dirección correcta, aunque quedaron varios pendientes. La iniciativa, presentada por el Presidente Calderón en las postrimerías de su mandado, contribuirá a un mejor ambiente para crear más empleos y mejor crecimiento en el gobierno del Presidente priísta Enrique Peña Nieto. 

Una reforma estructural en un periodo de transición es un ejemplo de anteponer el beneficio del país a los intereses partidistas. Esos intereses no tan solo obstaculizaron la reforma en los dos últimos gobiernos panistas, también en los dos últimos priístas, cuyos presidentes no tuvieron el apoyo de sus propios legisladores ni de sus aliados, los grandes sindicatos, para realizarla.

Una de las promesas electorales de Enrique Peña Nieto fue que si ganaba las elecciones implementaría las reformas. Los panistas, aun a sabiendas de que el beneficio de esta reforma se empezará a dar en dos o tres años y beneficiará a la administración priísta, la apoyaron. Los priístas también la apoyaron para ser congruentes con la promesa de su Presidente electo Enrique Peña Nieto. El partido discordante fue el PRD. En ese partido, aún los legisladores pensantes y que conocen la necesidad de la reforma, no se atrevieron a disentir de la línea que marcó su ex candidato presidencial, de oponerse totalmente a la reforma como bandera política, sin analizar su contenido ni los resultados que han dado en diversos países, entre ellos los socialistas. 

Al PRD lo dejó mal parado esta reforma, pues afloró el predominio de ideologías radicales y obsoletas y de que sus legisladores se sienten más cómodos en las protestas callejeras, que en dialogar con argumentos serios dentro del Congreso. También quedaron claros los compromisos del PRD con el corporativismo sindical que tanto ha criticado al PRI, al oponerse a la transparencia y rendición de cuentas de los sindicatos, varios de cuyos líderes protestan contra la reforma laboral en las afueras del Senado junto con legisladores perredistas.

tplinkLos días de vivir entre las marañas de cables en la oficina han quedado atrás. Hoy, las soluciones inalámbricas ganan posiciones a pasos agigantados, los precios son cada día más accesibles y los mitos referentes a su inseguridad están siendo derribados. Al día de hoy, las redes inalámbricas son una alternativa viable que presenta diferentes ventajas sobre las conexiones de par trenzado en cobre, éstas son  fáciles de instalar, permiten que el personal dentro de la empresa pueda desplazarse sin tener que estar atados a un cable en un lugar fijo y, como tercer punto, su costo.

La tecnología inalámbrica desempeña un papel importante en las comunicaciones de la organización, teniendo en cuenta la visión de la propia PyME, que requiere mantener conectados a los usuarios que usan la movilidad y que al mismo tiempo carecen de los medios y la infraestructura de los grandes corporativos, con los cuales deben competir, de poder a poder, en el mercado.

Es así que la tendencia hacia la instalación de redes inalámbricas, se asienta por ser una alternativa fácil, ya que se eliminan la mayoría de los cables de la infraestructura, asimismo permite que los usuarios y equipos se conecten a través de un router inalámbrico y/o access point. Además, dependiendo de las necesidades de cada empresa, permite a un usuario instalar por sí mismo el dispositivo sin necesidad de contratar los servicios de un tercero.

La movilidad de forma inalámbrica tiene beneficios, la sencillez de su instalación y la flexibilidad para la ubicación de equipos y personal al interior de la organización, resulta menos oneroso pues no se deben romper paredes o adecuar espacios para la ubicación del personal. Así, la tecnología inalámbrica permite reducir costos de operación, mantenimiento y escalabilidad modular de la red sin necesidad de hacer grandes inversiones.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, solamente alrededor de 30% de las PyMEs cuentan con soluciones que mejoran su productividad, lo cual se ve acotado por las condiciones tomadas en cuenta en el momento de hacer una inversión en el rubro tecnológico: costos, adaptabilidad de los usuarios, seguridad y confianza en la tecnología que será desplegada. De esta manera es que los presupuestos, bastante exprimidos, son esenciales en los planes de cualquier PyME, forzándoles a ser muy selectivas a la hora de tomar una decisión sobre la tecnología que implementarán.

En este tenor, la PyME mexicana se  asegura  de que la tecnología responda y entregue las promesas que creó al ser contratada. Así,  la inversión de una solución tecnológica va de la mano y sigue muy de cerca la capacidad para cumplir con las necesidades y requerimientos  del negocio, donde la interacción cliente - proveedor a través de internet es vital.

Con base en lo dicho, la PyME debe cumplir con los siguientes objetivos al momento de invertir en una solución tecnológica:

 

- Contar con un socio de Tecnologías de la Información

- Simplificación de procesos

- Compartición de recursos

- Incremento de  la comunicación al interior y exterior de la empresa

- Facilidad de instalación, configuración y uso, en caso de no contar con el personal técnico y/o amigable para el personal de sistemas

- Reducción de costos, ya que cuenta con presupuestos disminuidos

 

Es así que en el complejo escenario económico que se ha experimentado en los últimos años en todo el mundo, ha provocado que las organizaciones reduzcan su inversión. Sin embargo, ahora más que nunca, las PyMEs deben mantenerse competitivas con alternativas que les permitan reducir costos, ser más flexibles y volverse más eficientes. Las compañías necesitan adoptar soluciones hoy, que les permitan tomar medidas para cualquier escenario y que les permita  prosperar en un ambiente económico cada día más variable e impredecible.

redessociales- Muchas cosas se dicen sobre los social media y su utilidad o no para los negocios. A continuación intentaremos desenmascarar algunos de los prejuicios y mentiras que circulan alrededor de ellos.

Entre las estrategias de mercadeo, los social media son herramientas que dan bastante que hablar. Están quienes los defienden hasta el punto de plantear que con sólo estar en las redes sociales es suficiente para desarrollar una campaña de marketing, y también hay quienes aún dudan de su eficacia para los negocios. Numerosos mitos aparecen de forma recurrente e inundan miles de pantallas y páginas web. Pero la mayor parte ellos sólo están basados en prejuicios, malos entendidos, o simplemente en desconocimiento. ¿Cuáles son las principales mentiras sobre los social media que circulan online?

1. Los social media no son para todas las empresas

Esta premisa es falsa si se refiere a que el público de los social media es homogéneo o restringido. Los usuarios activos son de todas las edades y vienen de todos los niveles sociales. Entre Facebook, Twitter y Youtube, suman 1.200 millones de visitantes, mientras que los usuarios de internet en el mundo son alrededor de 2.267 millones, según cifras de Internet World Stats. En los Estados Unidos, 80% de los usuarios utiliza alguna red social.

Además, a los usuarios realmente les interesa seguir a las marcas: según estadísticas de Nielsen, el 53% de los usuarios adultos activos de las redes sociales sigue al menos una marca, mientras que sólo el 32% sigue a alguna celebridad. Por otro lado, las empresas orientadas a B2B tampoco tienen excusas, ya que existen redes muy potentes para ese mercado, como por ejemplo LinkedIn.

2. Cualquier empresa debe tener perfiles en todas las redes sociales

En el extremo opuesto al mito anterior, se encuentra otro error muy común. Todas las empresas pueden encontrar útiles las redes sociales, pero esto no significa que cualquier marca necesite estar en todos lados. Un buen trabajo en las redes sociales requiere mucho tiempo y, por lo tanto, dinero. Hay que generar contenido interesante de forma periódica, leer con atención los comentarios de los usuarios, interactuar con ellos, responder a sus necesidades, pensar constantemente propuestas novedosas e incluso estar al tanto de lo que hace la competencia. Tener cuentas abiertas en las redes sociales sin alguien que se encargue de actualizarlas es igual o peor que no tenerlas.

3. Cualquiera puede hacer marketing en las redes sociales

Hay quienes piensan que, como toda persona puede aprender a manejar las redes sociales, también cualquiera puede manejar el perfil de una empresa. Pero decididamente esto no es así, ya que el social media marketing tiene reglas que no todos conocen. Existen profesionales de la comunicación capacitados para sacar el mayor provecho de las redes sociales. Y cualquier persona que maneje los perfiles sociales tan sólo intuitivamente, puede cometer errores que dañen la imagen de una empresa sin proponérselo.

 4. Seguidores son consumidores

Miles de seguidores no tienen por qué significar clientes ni personas que creen en la marca.  Los seguidores pueden ser sinónimo de escándalo, como en el caso de algunas celebridades, de compras de tráfico, o de estrategias vacías de contenido que se basan tan sólo en seguir a miles de usuarios para que algunos respondan siguiendo también. Y los usuarios lo saben. Por lo tanto, estrategias tales como conseguir 1.000 seguidores en Twitter siguiendo a 8.000 personas no tienen demasiado sentido.

5. La comunicación hoy en día se puede reducir a las redes sociales

Las redes sociales son sumamente útiles e importantes, pero uno no es dueño de su perfil por completo. No se puede dejar todo en manos de otra empresa, es necesario seguir teniendo una web propia que se pueda modificar al antojo de la compañía. Tampoco es recomendable, al menos por ahora, dejar de lado la comunicación offline —tarjeta personal,  brochure corporativo, carpeta comercial—. Aún es necesario tener buenas herramientas que representen a la empresa fuera de la web. Por último, de ninguna manera hay que pensar que los social media remplazan a la publicidad. En primer lugar porque no son lo mismo. La presencia en las redes sociales complementa la estrategia publicitaria, pero no es una campaña publicitaria. La publicidad tanto en Internet como en los medios tradicionales sigue siendo igual de necesaria que antes de sumar los perfiles sociales.

6. Una plataforma como Facebook o Twitter no puede usarse con fines serios

Guiados por hechos como la enorme cantidad de estados y tweets que se dedican a comentar detalles insignificantes de la vida cotidiana, tendencias en Twitter sobre escándalos mediáticos, o actualizaciones en Facebook sobre los juegos en los que sus contactos participanon-line, algunos empresarios pueden creer que no se trata de una forma seria de hacer negocios. Pero con más de 840 millones de usuarios en Facebook y de 140 millones en Twitter, muchos de los cuales son marcas que poseen grandes cantidades de seguidores, se puede decir que hay lugar para todo, tanto para el esparcimiento como para los negocios. Además, una campaña informal puede ser tan útil como una más seria, o ambas pueden complementarse.

La clave para no dejarse llevar por los mitos es remitirse a los hechos. Planear una estrategia de comunicación que incluya las redes sociales, y llevarla a cabo siguiendo las reglas y consejos de los expertos, basta para ver el provecho que se puede sacar de los social media y lo que realmente funciona, o no, en ellos.


 

- Silvina Moschini es CEO y Fundadora de Intuic | The Social Media Agency. Experta en Social Media Marketing y Visibilidad Online, frecuentemente es invitada a dar su opinión en medios de prestigio como la CNN y es colaboradora permanente en La Vanguardia. Recientemente, Silvina publicó su primer libro “Claves del Marketing Digital” disponible en Amazon.  Nacida en la Argentina, Silvina desarrolló una importante carrera en áreas de comunicaciones de  grandes empresas de presencia global como Visa Internacional, Compaq Computer Corporation y Patagon.com. Esto la llevó a viajar de manera constante alrededor del mundo y establecerse en ciudades como Miami y Barcelona.


telecomLas acciones gubernamentales repercuten directamente sobre el comportamiento de los mercados. Es por ello en parte que resulta conveniente de vez en vez hacer un recuento de las decisiones, acciones y sus efectos desde la esfera gubernamental.

Sin embargo, no debemos confundir, como comúnmente sucede, las acciones de gobierno con las acciones del mercado. Lo que al gobierno corresponde de manera principal informar a la ciudadanía es la serie de acciones emprendidas en un sector regulado; para eso precisamente, para regularlo y así optimizar la cobertura, calidad y precios competitivos.

El resto corresponde informarlo a las empresas y los mercados como resultado de la evolución tecnológica, de las inversiones y de las acciones comerciales para el continuo desplazamiento de la oferta y de la demanda en el mercado de las telecomunicaciones.

En este sentido, el reporte acerca del crecimiento en el número de inversiones, producción, líneas, tráfico y adopción de los diferentes servicios de telecomunicaciones; por mencionar sólo algunos, son resultado de la operación directa del mercado y no deben ser el foco de este ejercicio de reporte a la soberanía.

Por ello, al hablar de las inversiones para el desarrollo de infraestructura en telecomunicaciones, deberá tomarse en cuenta solamente la realizada por el sector público, que representó 44.8% del total invertido en lo que va de 2012; es decir, 29,700 millones de pesos. Durante el sexenio, la inversión acumulada en el sector telecom alcanza 288,157 millones de pesos, con un crecimiento de 101.8%. Sin duda en esos campos del mercado los indicadores de desempeño han sido muy positivos y cabe esperar que continúen con ese dinámico desempeño.

 

Algunos números de la acción gubernamental

No son despreciables las acciones sexenales en materia de otorgamiento de premisos y concesiones.

Por ejemplo, se otorgaron 37 permisos para establecer, operar y explotar comercializadoras de servicios telefonía pública; 19 para larga distancia; 23 concesiones de TV restringida y servicios convergentes, además de 23 concesiones para la prestación del servicio de televisión por cable. Así, suman un total de 448 concesiones para TV por cable durante la presente administración y 4 para ofrecer el servicio de televisión restringida vía satélite. Por su parte, suman 76 las concesiones otorgadas para ofrecer servicios de triple play; es decir, voz, datos y video. En 2012 las autoridades resolvieron 12 solicitudes de prórroga y refrendos, para sumar 101 en el sexenio.

Entre las políticas de inclusión social que se han implementado es importante destacar el programa de pagos móviles diseñado por Telecom Telégrafos (Telecomm), que tiene como finalidad promover la penetración de servicios móviles e impulsar la inclusión financiera en comunidades marginadas. La iniciativa se encuentra en fase de prueba en el municipio de Santiago Nuyoo, Oaxaca. Para el arranque del programa fue necesario proporcionar a sus habitantes equipos celulares, a los que se les proporcionó servicio a través del gobierno federal en su calidad de operador de redes de telecomunicaciones, empleando la infraestructura satelital del programa e-México.

Esperemos que en un futuro, este tipo de políticas e iniciativas sociales fomenten la inclusión digital de todos los mexicanos.

 

Lo que no se pudo informar

Sin embargo, el principal avance que la mayoría, no todos claro está, hubiéramos querido escuchar y leer en el sector de las telecomunicaciones en México, es sin duda en el campo de la competencia. Pero no, desafortunadamente ha sido nimio el avance en ese rubro.

Para poner en una dimensión cuantitativa a esta afirmación, basta repasar que, en este mercado que en promedio los operadores fijo y móvil (Telmex y Telcel) ostentan tres cuartas partes del mercado, sus participaciones medidas en ingresos sólo decrecieron de los exagerados niveles de 90.0% a 81.5% del total en el caso del fijo y de 74.0% a 71.3% para móvil.

¿Acaso amerita eso llamarse competencia efectiva?

Una dimensión o medición alternativa de la competencia que se emplea a nivel mundial es el Índice de Herfindahl-Hirschman (IHH). Esta valuación de la concentración de mercado se mide con base en la suma del cuadrado de la participación de mercado de los operadores y refleja directamente la falta de competencia en un determinado segmento económico.

Los resultados que arroja este índice van de cero -donde estaríamos ante el supuesto de competencia perfecta- hasta uno, que representa una estructura monopólica, con una concentración moderada alrededor de 0.2.

En México, el IHH alcanza 0.7 para las telecomunicaciones fijas y de 0.6 para las móviles, lo que es considerado en ambos casos muy alta concentración. Con todo, su disminución en el curso de la actual administración presidencial ha sido marginal.

Así, más allá de agendas políticas, el sector en México sigue con la asignatura pendiente de detonar una competencia efectiva, ya largamente postergada, con sus consecuentes efectos en el bienestar que de sus servicios se deberían derivar para los consumidores.

La industria de las telecomunicaciones en su conjunto es un factor clave para el desarrollo y crecimiento de toda economía; hoy en día no existe un sólo sector económico que prescinda de sus servicios. A lo largo de los últimos años, dicho sector ha sobrellevado una reconfiguración interna en la que la telefonía fija ha perdido fuertemente su peso dentro del sector mientras que la banda ancha, tanto fija como móvil, ha ganado importancia generando grandes ingresos.

Durante el segundo trimestre del año, las telecomunicaciones mexicanas mostraron un sólido crecimiento de 4.9% en términos anuales, generando ingresos por 102,101 millones de pesos. En valor acumulado, el sector creció 4.2% durante los primeros seis meses del año, con ingresos por 204,195 millones de pesos, en comparación con los 195,937 millones generados el primer semestre de 2011.

Unit

Sin embargo, debido a la debilidad reciente del peso frente al dólar, al mostrar los resultados en moneda extranjera, se observa un decrecimiento de 6.5% en los ingresos del sector durante el año, acumulando 15,394 millones de dólares. Respecto al segundo trimestre del año, el sector presentó una disminución anual de 9.1%, que representan un total de 7,546 millones de dólares.

Gracias al continuo avance tecnológico, en épocas recientes el sector ha vivido importantes cambios estructurales, migrando la comunicación hacia el internet y la movilidad. Por ello, se ha visto una importante sustitución de las telecomunicaciones fijas por las móviles, aunque los operadores de telecomunicaciones fijas han logrado sobrellevar la pérdida de líneas fijas con la oferta de servicios convergentes, que han tenido los mayores crecimientos  de la industria. Con ello, hemos visto la evolución de un sector que se distingue cada vez más por la conectividad permanente.

unit2

Las telecomunicaciones móviles siguen siendo el segmento que representa mayores ingresos a la industria, aportando 58,594 millones de pesos al sector en el segundo trimestre del año, equivalentes a 57.4% de los ingresos totales. Esta cifra registró un crecimiento de 9%, aunque el segmento ha cedido su creciente dinamismo a los segmentos de TV de paga y banda ancha, que se encuentran en una Fase de Rápido Crecimiento y cuyos crecimientos alcanzan los 2 dígitos.

Respecto al número de líneas, las telecomunicaciones móviles alcanzaron 96.6 millones, con un promedio de 500 mil adiciones netas mensuales. Con ello, la penetración móvil llegó a 84.3%, permitiendo a cuatro de cada 5 mexicanos el acceso a estos servicios.

El segmento de telecomunicaciones fijas ha presentado reiteradas caídas, tanto en el número de líneas como en los ingresos generados, aunque la oferta de servicios empaquetados ha impedido que sus ingresos se vayan a pique. Independientemente de su decrecimiento en términos operativos, este segmento aun representa 31.5% de los ingresos totales de la industria, que al segundo trimestre de 2012 suman 32,115 millones de pesos, 4.5% menos que el obtenido en 2011. Por su parte, las líneas fijas decrecieron 1.8%, sumando 19.3 millones a junio de 2012.

El segmento de TV de paga y servicios convergentes, ha tenido los crecimientos más destacados de la industria, aumentando su participación de mercado, que al segundo trimestre del año representó 11.2% de los ingresos totales. Este segmento ha logrado posicionarse sólidamente dentro de la industria, aportando 11,393 millones de pesos en ingresos, cifra 10.9% mayor a los 10,273 millones de pesos generados al 2Q11. Este segmento tiene también un importante crecimiento de 10.4% en el número de suscriptores, que superan los 12.2 millones al 2Q12. Adicionalmente, este segmento ofrece servicios convergentes de telefonía fija e internet, que han tenido crecimientos anuales por encima del 20%, consolidando la posición económica de los operadores del segmento.

Por su parte, consolidándose como el servicio convergente de mayor peso, la banda ancha alcanzó un crecimiento de 14% en el segundo trimestre del año, manteniendo la tendencia de dos dígitos que presentaba con anterioridad, aunque de manera más conservadora. Este segmento terminó el segundo trimestre del año con 14.4 millones de conexiones, que le atribuyen una penetración de 12.5%. Aunque este segmento muestra dificultades para analizar sus ingresos porque se ofrece de manera empaquetada, es posible afirmar que la suma de banda ancha fija y móvil representa casi un tercio de los ingresos totales de la industria. Se espera que esta cifra continúe en aumento conforme aumenta la penetración de dichos servicios, que todavía se encuentra muy limitada entre los mexicanos.

Dadas sus elevadas tasas de crecimiento, la banda ancha, tanto fija como móvil, se consolida como uno de los segmentos más importantes para la industria. Además, gracias a la variedad de servicios y aplicaciones que ofrece, es de esperar que la industria en su conjunto evolucione hacia la conectividad, aportando beneficios a la sociedad en su conjunto y a los individuos en particular. Esta situación tendrá un impacto positivo sobre la productividad y el desarrollo nacional, aumentando por consiguiente el bienestar social.

 

casa-square

 

 

Contacto | Aviso de Privacidad


Indice Corporativo


Derechos Reservados. Indice Corporativo.
Ing. Roberto Gayol No 64. Colonia Guadalupe Insurgentes,
Gustavo A. Madero, Ciudad de México, DF CP 07770


Redacción: 57 81 26 77

Área Comercial: 57 81 13 43