Negocios:

  1. Home  »  Negocios   »   Denuncia ANPEC cierre de tienditas

 

Denuncia ANPEC cierre de tienditas

Fecha: 4 de marzo de 2015 | Autor:

Tienda2Sofocan a los comerciantes la competencia desleal, la inseguridad y las reformas fiscales en productos que generan la rentabilidad de las “Tienditas”.

– Panorama gris para los pequeños comerciantes, exigen cambio en políticas públicas y respuesta eficaz del gobierno.

 

Debido a las políticas que el gobierno federal ha impuesto a la población mexicana desde el año pasado, aunado a la competencia desleal de cadenas comerciales trasnacionales, la inseguridad y la falta de gobernabilidad en algunas regiones del país,  el pequeño comercio se mantiene en recesión con una caída promedio en ventas de 8 por ciento (datos al primer trimestre del año 2014),  lo cual ha provocado que más de la mitad de los negocios se encuentren en una situación alarmante y  en la que prácticamente luchan por sobrevivir.

Con base en un estudio de 2014 de la empresa Nielsen México y en función de los resultados reportados por ANPEC, 30 mil tienditas bajaron la cortina definitivamente y provocaron la pérdida de  56 mil fuentes de empleo; en gran medida por la nueva base tributaria impuesta al comerciante y a productos base de la economía del pequeño comercio,  como son: refrescos, frituras o botanas, dulces, lácteos y derivados.

Basta recordar que el pequeño comercio es un importante motor de crecimiento de la economía nacional. De las 908 mil 091 tiendas de abarrotes del país, el 69% de los propietarios son jefes de familia con una dependencia económica promedio de 3 personas; el 87.4% vive exclusivamente de su negocio, con una utilidad mensual promedio que va de los 8 mil a los 9 mil 500 pesos. Su escolaridad es 54% nivel secundaria y 40% preparatoria o universidad. (Datos de la ANPEC con base a la “Encuesta Urbana sobre Necesidades y Servicios del Pequeño Comerciante” realizada en julio de 2013 y aplicada en las ciudades de Monterrey, Guadalajara y DF).

Pese a que el citado gravamen buscaba mejorías en la salud de los mexicanos, los resultados han sido sumamente desfavorables para la economía de las familias.  En ANPEC consideramos que las políticas para el combate a la obesidad deben basarse en un régimen alimenticio integral y no prohibitivo,  ya que nuestra experiencia demuestra que esto ha provocado la migración del consumidor a comida “de bajo costo” pero no necesariamente más sana, como son “papas fritas”, “chicharrones preparados”, postres, pan y otros productos con alto contenido calórico, elevados niveles de grasa y en la mayoría de las ocasiones expedidos en la vía pública con escaso control sanitario,  dado que generalmente es ofrecido a través del comercio informal.

La ANPEC considera que las medidas fiscales no han arrojado resultados positivos para la salud de las personas, pues si bien, en apariencia estos productos se han consumido menos, no es porque las personas estén buscando mejorar su salud, sino más bien,  la baja en las ventas es el reflejo de la inflación y la disminución del  salario real de la clase trabajadora, binomio que ha provocado la recesión al consumo generalizado y no sólo en productos relacionados con alimentación denominada “chatarra”.

La base de ventas del pequeño comercio establecido son: refrescos, 88%; frituras o botanas, 50%; latería y abarrotes, 39%; lácteos y derivados, 48%; cigarros, 82%; cerveza, 66%; todos ellos productos apegados a normas de salud controladas por Cofepris y salubridad. Producidos por empresas que pagan impuestos y que representan fuentes de empleo para miles de mexicanos.

Es un hecho entonces,  que el  52% de lo que se vende en el canal tradicional o “tiendita de la esquina” pertenece a las categorías gravadas, en comparación con el 23% de lo que se vende en los autoservicios,  lo que significa una afectación en mayor proporción a los consumidores de ingreso medio y bajo.

De continuar la tendencia económica nacional, se prevé un incremento del cierre de misceláneas y un considerable aumento en la tasa de desempleo. Como sucedió en el 2014 que se perdieron más de 56 mil fuentes de empleo que afectaron a miles de familias a causa del cierre de las tiendas. Adicionalmente, el cambio fiscal ha frenado las innovaciones de los pequeños comercios incapacitando a los emprendedores para hacer crecer su negocio, incluso a muchos de ellos los ha obligado apegarse a la informalidad.

Como si no fuera suficiente, además del aumento de impuestos en productos “estratégicos” para atraer a clientes y la disminución de utilidades por el pago del trámite para gestionar permisos o licencias municipales para el establecimiento de los negocios, los pequeños comerciantes también sufren los embates de la inseguridad y la falta de gobernabilidad en algunas regiones del país, cómo le sucede a los comerciantes de Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Tamaulipas, Chiapas, algunas regiones del estado de México,  entre otros;  quienes incluso tienen que pagar “derecho de piso” a los grupos de la delincuencia organizada. Todo dentro de un marco de descontento social donde el gobierno ha mostrado incapacidad para dar una respuesta efectiva.

“En ANPEC estamos convencidos que la única forma de que la economía y la seguridad de nuestro país puedan mejorar, es favoreciendo el empleo, el consumo, la estabilidad y la capacidad emprendedora de los mexicanos.  Estamos seguros de que las reformas fiscales solo han generado pérdidas económicas, desconcierto, incertidumbre y molestia,  porque al final nuevamente ha sido beneficiado el comercio ambulante. Hoy nuestro país no se puede dar el lujo de acabar con el símbolo emprendedor de los mexicanos, pues sin duda, las nuevas políticas impositivas están atentando contra la mejor forma de autoempleo” Afirmó Cuauhtémoc Rivera, líder de ANPEC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad