Opinión:

  1. Home  »  Opinión   »   Una violación con cálculo e intención

 

Una violación con cálculo e intención

Fecha: 19 de marzo de 2015 | Autor:

partido verdeAl Partido Verde Ecologista de México no le fue fácil su incorporación al escenario político electoral. Primero, como Partido Verde Mexicano, en 1991 y, después, ya con su nombre actual, en 1994, habría participado sin éxito en los procesos electorales, al no alcanzar  el mínimo de votación requerido para conservar su registro, lo que lograría hasta los comicios federales de 1997, cuando finalmente superaría este requisito. A partir de entonces, con audacia y  algunas trampas, pero más por sus alianzas, ha logrado fortalecer su posición hasta ubicarse actualmente como la cuarta fuerza política.

Con una plataforma ideológica sumamente flexible, este partido ha manejado sus alianzas a conveniencia, en algunos casos con fortuna y en otras ocasiones, no tanto. En efecto, si en su origen se incorporó al Frente Democrático Nacional para apoyar la candidatura de Cuauhtémoc Cárdenas a la presidencia, en 1988, en un intento fallido; en 2000, en cambio, se habría de ligar al PAN, para llevar exitosamente, a su candidato, Vicente Fox, a la silla presidencial. También con éxito, en 2012, haría alianza, ahora con el PRI, para sumarse a la recuperación de la Presidencia  de la República.

En esa misma tónica, este partido ha llevado sus alianzas con otros institutos políticos para la postulación de candidatos a cargos de representación popular, y así ha logrado aumentar su presencia en el Congreso Federal, en varios congresos locales y en alcaldías, hasta contar, ahora, con una gubernatura, la del estado de Chiapas.

Si bien, en los pasados comicios este instituto se había mantenido en un rango de preferencias entre el 6 y el 7 por ciento, según recientes encuestas, levantadas con motivo de los próximos comicios de junio de este año, ha sorprendido el considerable avance logrado en su posicionamiento. Según estos estudios, el partido Verde anda ahora sobre un 10 por ciento en la aceptación popular, muy cerca del partido del Sol Azteca. Claro que esto no significa que necesariamente vaya a obtener una votación sobre estos números, pero llama la atención que, mientras otros partidos muestran una tendencia a la baja en las preferencias, el Verde mejora en más de un 50 por ciento.

¿Pero a qué podría atribuírsele este avance en la buena imagen del partido ecologista? No creo que se deba a su trabajo comunitario, ni a la labor de sus representantes populares ni a un destacado desempeño de sus líderes. En realidad, lo que ha logrado este partido es desarrollar una campaña publicitaria muy efectiva. Eso sí, a costa de violar la ley electoral, bajo la fórmula de que el fin justifica los medios y sobre un riesgo bien calculado.

Ante las denuncias de los partidos de Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Morena, la autoridad electoral le ha aplicado al partido Verde casi 80 millones en multas, en las últimas semanas. Pero siguiendo una estrategia perversa, este partido ha incumplido con las órdenes de la autoridad de retirar la publicidad de una campaña que incurre en una variedad de violaciones a la ley: sobre exposición ilegal del partido, apropiación de programas sociales, entrega gratuita de lentes, utilización de información del padrón electoral para el reparto calendarios y tarjetas de descuento, por mencionar algunas.

En desacato a la autoridad, el partido Verde mantiene su propaganda, con los beneficios del impacto que ésta sigue teniendo en la población. Las multas que, por otro lado, habrá de impugnar para ganar más tiempo de exposición, no le preocupan pues tiene bien calculados los beneficios económicos que esta ilegal campaña le repercutirá, al elevar su porcentaje de votación. Si este año le correspondieron, en prerrogativas 494 millones de pesos, calculadas sobre una votación del 6 por ciento, de alcanzar un 10 por ciento, estaría casi duplicando esa cantidad, así que las multas de cerca de 80 millones, bien valen la pena, pues las contempla como una inversión a fondo perdido.

Así se las gasta este partido familiar, violador de leyes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad