Opinión:

  1. Home  »  Opinión   »   ¿Amerita celebrar el Día del Internet?

 

¿Amerita celebrar el Día del Internet?

Fecha: 18 de mayo de 2012 | Autor:

internet

¿Amerita celebrar el Día del Internet?

Este 17 de mayo se celebra el Día Mundial de las Telecomunicaciones y aunque originalmente surgió como conmemoración del aniversario del establecimiento de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones en 1969 (UIT), en la actualidad es mucho más que eso… Hoy en día representa el estilo de vida del Homo Telecom. Porque, ¿Qué sería del avance tecnológico sin el Internet? No mucho.

Banda Ancha Fija

Gracias al Internet, el acceso a la información no ha visto fronteras, con mayores velocidades de banda ancha y dispositivos móviles de tercera generación a la orden del día basta con abrir el buscador para tener el mundo en nuestras manos. De hecho, a pesar de que hace una década la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) definía la banda ancha como la capacidad de transmisión de datos con velocidades por encima de 1.5Mbps, los estándares internacionales actuales han acotado este mínimo a un valor entre 5 y 2,000 veces esta velocidad.

En México, la evolución de la banda ancha ha tenido un lento avance entre la sociedad, dejando al país en un importante rezago tecnológico. Al cierre de 2011, la banda ancha fija alcanzó 13.5 millones de conexiones, que representan un crecimiento anual de 15%. No cabe duda que este segmento presenta un elevado dinamismo, con tasas de crecimiento de dos dígitos desde su inicio; sin embargo, a pesar del crecimiento observado, al analizar los niveles de penetración del servicio vemos que existen apenas 12 conexiones por cada 100 habitantes.

Beneficios de una Agenda Digital Nacional

En este sentido, es posible afirmar que un aumento de 10 puntos porcentuales en la penetración de banda ancha en el país, derivado de la efectiva implementación de una Agenda Digital Nacional,  se traduce en mayor crecimiento económico y bienestar social, además de otras externalidades positivas. Entre ellas, es posible observar un aumento de 174,850 millones de pesos en el PIB, equivalente al doble del presupuesto asignado a la Secretaría de Salud en años recientes, además de la generación de 1.6 millones de empleos y el aumento en 1.3 años al nivel de escolaridad nacional, ambos contribuyendo al desarrollo de habilidades y mejora del capital humano. Por el lado del gobierno, se logran ahorros de 3,548 MDP en el presupuesto Federal anual de Salud, así como ahorros por 76,572 MDP en el gasto corriente para la administración federal, derivados de una mayor eficiencia administrativa.

Banda Ancha Móvil

Por su parte, una de las mayores contribuciones del internet ha sido la conectividad móvil, dando un giro completo al acceso a la información. Gracias al elevado nivel de penetración de las telecomunicaciones móviles en el país, a las que 4 de cada 5 mexicanos tienen acceso, esta tecnología brinda una oportunidad única de aumentar la conectividad de los mexicanos. Este salto tecnológico elimina las barreras de acceso, derivando en un importante aumento en la oferta de Smartphones, además de una baja generalizada en los precios de planes de datos, motivando esta nueva tendencia always on. En la actualidad, 12.5% de los teléfonos móviles en México son smartphones, de los cuales 50% cuentan con un plan de banda ancha móvil. Así, al cierre de 2011, 7.2 millones de usuarios móviles contaban con un plan de datos, que les ofrece la posibilidad de acceder a internet desde su dispositivo móvil estén donde estén.

Los avances tecnológicos han alcanzado niveles que apenas hace algunas décadas podían considerarse sólo ciencia ficción. Sin embargo, esta evolución tecnológica a la que estamos tan acostumbrados actualmente, es el producto del desarrollo de una industria que hace ya 40 años consideraba que las Telecomunicaciones son tan importantes para el ser humano que debe dedicarse un día especial para conmemorarlo.

Con todo, si vale preguntar si amerita celebrarse el Día del Internet, es clara y categórica la respuesta afirmativa. Lo que no podemos festejar es la suficiencia de alcance y democratización de su utilización efectiva en toda la sociedad. Urge entonces acelerar los ajustes y construcciones gubernamentales y regulatorios, competitivos, y de inversión, para su aprovechamiento pleno.

Efectos previsibles de la banda Ancha

Nuestro país registra un rezago en el uso y la disponibilidad de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) con respecto a otros países de condiciones similares e incluso con respecto a sus principales socios comerciales. Este rezago se hace evidente por la baja penetración de los servicios de telecomunicaciones, especialmente, de los accesos de banda ancha que en México alcanzan 7.1% al 2009. El número de computadoras alcanza únicamente 22.3 millones.

Es por ello que resulta hoy un elemento de preocupación del Gobierno, de la Industria de las TICs, de la Academia y de la Sociedad en general, complementar la acción del mercado para por medio una Política Pública en términos de Agenda Digital, expandir la cobertura y mejorar la distribución de la infraestructura lo largo y ancho del territorio nacional, fomentar la baja de su precio de uso basado en una creciente competencia y, con todo, de los servicios de de dichas redes se derivan.

Cabe insistir que para ello, es menester contar con una política pública de largo plazo enfocada al desarrollo de las TIC. Básicamente una Agenda Digital consiste en:

·         Un conjunto de políticas públicas con visión de largo plazo

·         Enfocada a promover el desarrollo económico y la equidad, basados en la intensificación del uso de las TIC

·         Busca efectos sustanciales en

Empleo y productividad

Competitividad

Salud

Educación

Servicios gubernamentales

Participación de la sociedad, el gobierno y la industria


Y es que la conectividad de los individuos representa un factor fundamental para lograr crecimiento económico integral e incluyente. Por ello, una Agenda Digital exitosa debe incluir provisiones para asegurar la oferta de servicios de banda ancha que sean accesibles, de calidad, disponibles en todo el territorio y que permitan el acceso a la red desde plataformas y equipos diversos.

Una medición de los efectos previsibles del crecimiento de la penetración de banda ancha en México, establece que la acción del mercado en conjunto con una Agenda Digital tiene efectos positivos para los mexicanos y el gobierno. El estudio identifica beneficios concretos en la producción, el empleo, la salud, la educación y el gasto del gobierno. En dicho estudio se demuestra que el despliegue de Internet de banda ancha, impulsado por una Agenda Digital exitosa que incremente en 10 puntos porcentuales la actual penetración de conectividad, contribuye a estimular el crecimiento económico y el bienestar social entre otras externalidades positivas como:

Ø  Un incremento de flujo durante 6 años en el PIB de 174,850 MDP, lo cual es equivalente al doble del presupuesto asignado a la Secretaría de Salud para el 2009

Ø  La generación de 1,631,099 empleos totales, los cuales se traducen en beneficios económicos por 158,787 MDP (medidos como el valor de un empleo en relación con el PIB)

Ø  Un estudiante con acceso a computadora e internet tiene una clara ventaja para desarrollar las habilidades indispensables para la sociedad del conocimiento, por lo que, se contribuye a la educación incrementando 1.32 años la escolaridad nacional en términos cuantitativos (mayor cobertura escolar, volumen de contenidos educativos, educación a distancia, compensa déficit de profesores, etc.), y, en términos cualitativos, la calidad de la educación mejora sustancialmente

Ø  Se producen ahorros de 3,548 MDP en el presupuesto Federal anual de Salud, lo que equivale al 4.12% del gasto para el 2009,derivados de la utilización de la telemedicina, historiales electrónicos, disponibilidad de información médica básica, eficiencia administrativa, etc. 

Ø  Se mejora la eficiencia administrativa del gobierno debido a economías de escala, de alcance, la mayor oferta de servicios, agilidad en trámites y menor tiempo de servicio generando ahorros máximos por 76,572 MDP en el gasto corriente para la administración federal


Con todo y debido a resultados como este, la acción del gobierno es fundamental para incrementar el acceso de todos los mexicanos a las tecnologías de la información y las comunicaciones actuando como un catalizador que acelere el crecimiento de la penetración y, con ello, los efectos positivos descritos anteriormente.

Internet de Banda Ancha: ¿Derecho Constitucional?

¿Qué tienen en común el Internet de banda Ancha con la alimentación, la vivienda, la alimentación, la salud y la educación? Que en Finlandia todos ellos son un derecho fundamental para todos sus ciudadanos. No es de extrañar que este país de Europa del Norte que se convierte en el primero en elevar al rango constitucional la conectividad, cuente con una penetración de 96% de este servicio.

Ya de aquella región del mundo, de Noruega y Suecia tuvimos noticias el año pasado que sus autoridades estadísticas dejaron de medir el analfabetismo. Claro, para qué medir algo que no existe, al menos no en eso países. Lo que resulta para ellos medir, como indicador social, de desarrollo y de bienestar, es el alfabetismo digital, o la proporción de personas con capacidad efectiva para utilizar una computadora o algún otro medio de acceso digital.

Y es que tiene toda la razón el Presidente de EUA, Obama, cuando afirma que el mundo se ha vuelto móvil y declara “la revolución inalámbrica” duplicando el espectro disponible para la transmisión de datos. De acuerdo con el anuncio, el gobierno estadounidense planea liberar y reasignar hasta 500 MHz, provenientes de diversas fuentes, a lo largo de los próximos 10 años. De estos 500 MHz, se pretende que 300 MHz, entre las frecuencias de 225 MHz y 3.7 GHz, estén disponibles para uso por primera vez en la historia. Los 200 MHz restantes serán recuperados en parte de asignaciones al gobierno federal que serán liberadas y se buscarán mecanismos para que se puedan reasignar 120 MHz de bandas asignadas a la radiodifusión. Estas acciones complementan las licitaciones llevadas a cabo en 2008, por medio de las cuales se asignó el espectro que sería liberado por la transición a la TV digital. 

En contraparte, en México nos encontramos al primer trimestre de 2010 con los niveles de penetración de telecomunicaciones fijas y móviles de 18% y 79% de la población, respectivamente, muy por debajo de naciones similares a la nuestra como Argentina o Chile. Y en cuanto a servicios por hogar, la penetración de televisión restringida e internet alcanzan 31% y 37% de los mismos, con los cuales, políticas similares a la finlandesa suenan imposibles.

Por eso es importante sentar las bases para atraer mayores inversiones en infraestructura con reglas claras y conducentes como liberar y licitar una mayor cantidad del espectro para servicios de banda ancha móvil, la gobernanza transparente y estable del sector, y una regulación convergente que se adapte de forma oportuna a los cambios tecnológicos.

Aquellos que mezquinamente argumentan que no se debe licitar más espectro, podrían usar un poco más el internet, para revisar lo que ya sucede y sucedió en algunos países, de cuya experiencia es indudable que debemos asimilar las buenas acciones y los buenos resultados.

Efecto de demostración de inversión gubernamental en TICS

La inversión en tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) de ninguna manera debe ser visto como un mero gasto, sino como un acelerador de la productividad en sí mismo.  Así, el gobierno mexicano ha puesto el buen ejemplo al incrementar el presupuesto específico para TICs durante 2011, el cual fue exitosamente promovido por los legisladores involucrados en asuntos de conectividad nacional. ¡Enhorabuena!

Sin embargo, estos esfuerzos no deben ser individuales ni esporádicos, sino sistemáticos con una visión de corto y largo plazos, apoyados en la industria, academia y sociedad civil en su conjunto. Esto, con el fin de cerrar la brecha digital frente a países que nos llevan ventaja de varios años invirtiendo en tecnología.

Desde hace varias décadas ha quedado establecido que la adopción tardía y limitada de las nuevas tecnologías contribuye, entre otros factores, a la ampliación de la brecha de desarrollo, concebida como la diferencia entre países respecto de su ingreso disponible per cápita y la capacidad de su población para acceder a satisfactores.

En este sentido, México no ha sabido incorporar y aprovechar los beneficios que las TIC brindan a toda la estructura económica, viéndose reflejado en una pérdida de competitividad año con año y provocando un rezago respecto a países que cuentan con las mismas características socioeconómicas que México y sobre todo generando una separación continúa de nuestros principales socios comerciales.

Por otro lado, en materia de política fiscal, es necesario analizar los efectos de estas en el sector de las TIC con el fin de evitar que impuestos, derechos e incentivos no afecten el desarrollo de la industria, como lo sucedido con el IEPS en telecomunicaciones (con excepción del internet) establecido el año antepasado.

Con todo, en materia de gasto, resulta relevante alinear esfuerzos, presupuestos y .programas de forma más coordinada y puntual, conociendo los requerimientos nacionales que permitan desarrollar de forma integral al sector, para que contribuya con mayor eficiencia, eficacia y economía al avance de las TIC. De esta manera, el resto del aparato productivo del país seguirá el ejemplo convirtiéndolo en un círculo virtuoso en su conjunto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − seis =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad