Negocios:

  1. Home  »  Negocios   »   Empresas mexicanas vulnerables al fraude corporativo

 

Empresas mexicanas vulnerables al fraude corporativo

Fecha: 31 de julio de 2012 | Autor:

fraude– México primer lugar de fraudes en la región.

-La Inteligencia Analítica ayuda a las organizaciones a detectar y prevenir potenciales fraudes, no sólo a reaccionar ante el problema.


Todas las empresas en sus diversos rubros son vulnerables al fraude, más aún por la crisis financiera que ha afectado a la economía mundial. Sin embargo, ¿qué hacemos cuando el enemigo está en casa? A falta de mecanismos efectivos de prevención y detección de fraudes, no es de extrañarse su alta incidencia en Latinoamérica, especialmente en México que ocupa el primer lugar de fraudes empresariales en la región, con un 75%, de acuerdo con KPMG. Como prueba de esto, 8 de cada 10 empresas que operan en el país han sufrido algún tipo de fraude corporativo.


Tipos de fraude corporativo

De acuerdo con su naturaleza, existen 3 tipos de fraude empresarial o corporativo:

·  Malversación de activos o fondos: corresponde al robo o uso indebido de recursos de la compañía, como dinero y bienes.

·  Informes financieros fraudulentos: implica la modificación o alteración de los estados contables de una compañía.

·  Corrupción: ocurre cuando el defraudador usa indebidamente su influencia o poder como empleado de la empresa en una transacción comercial, con el propósito de obtener un beneficio para él o para un tercero.


Para combatir eficazmente el fraude corporativo, las organizaciones deben mejorar continuamente el monitoreo del comportamiento de sus públicos objetivo como colaboradores, proveedores, distribuidores, entre otros. El área de Prevención y Detección de Fraude de SAS México aconseja el implementar una infraestructura de tecnología que integre la detección de fraudes, gestión de alertas, análisis de redes sociales y la gestión de información valiosa; todo lo anterior para que ofrecer  a las organizaciones la ventaja en la detección inmediata del fraude en cualquier forma y punto de contacto.

Algunos especialistas coinciden en que las áreas de las empresas más expuestas a este tipo de delitos han sido ventas, inventarios y logística, finanzas y operaciones, y compras. El defraudador más frecuente tiene un puesto operativo pero el más nocivo es el que integra la Alta Dirección, de acuerdo con KPMG. Según esta firma, en 2010 el fraude interno más frecuente oscilaba entre los 150 y 250 mil pesos, aunque el más costoso alcanzó casi los 6 millones de pesos.


Detectar y actuar a tiempo

SAS México ha detectado algunas situaciones que eliminan los mecanismos de control interno en las empresas mexicanas y con esto se exponen a riesgos de fraudes:

  1. 1.Reducir el número de personal en actividades de monitoreo y verificación de precios.
  2. 2.Reducir o anular auditorías de control.
  3. 3.Descuidar el mantenimiento de equipos de vigilancia, los controles de entradas y salidas de mercancía.
  4. 4.Concentrar en pocas personas autorizaciones de pagos, emisión de cheques y transferencias bancarias.
  5. 5.Cancelar programas de capacitación y entrenamiento en materia de ética en los negocios.

 

La Inteligencia Analítica ofrece soluciones que permiten identificar y detectar fraudes potenciales y otras actividades financieras cuya naturaleza podría ser ilícita.

La existencia de los fraudes en una empresa es la oportunidad para hacer una auténtica revolución en la forma de ver y hacer negocios en México. Además, se necesita de una estrategia de administración de riesgos de fraude que sea efectiva y orientada que abarque actividades, mecanismos y controles que tengan tres objetivos:

a) prevención

b) detección

c) respuesta


El cambio que se necesita radica en la cultura organizacional. Las compañías en México y Latinoamérica en general deben entender que el fraude puede afectar a toda la organización, por lo cual deben implementar estrategias proactivas. No hablamos de una amenaza estática; las empresas necesitan evaluar sus riesgos de fraude de manera recurrente y actualizar sus mecanismos de control para enfrentar el delito en cualquier momento y lugar. Sólo así tendrán una oportunidad de protegerse ante el fraude empresarial.

 

Reporte Global de Fraude Kroll 2011-2012


·México tiene el mayor problema de fraude generalizado del mundo, sobre todo en corrupción y sobornos.

·Las empresas mexicanas se registran entre los índices más bajos de disposición a invertir en estrategias anti-fraude, comparadas con sus pares a nivel mundial.

·32% de las empresas en el mundo consideran que la complejidad en la infraestructura de TI incrementó su exposición al fraude.

·60% de todos los fraudes cometidos en las empresas a nivel global fueron realizados por alguien que trabajaba para la compañía que defraudó.

·50% de las compañías en el mundo se consideran altamente vulnerables a robo de información.

·En promedio, el fraude le cuesta a las empresas de todo el mundo 2.1 % de sus ingresos en un año, lo cual equivale a una semana de ganancias.  


 

Ernst & Young Riesgos de Fraude y Corrupción 2011

 

·En México las empresas pierden 5% de su venta debido a situaciones de fraude y corrupción.

·Una de cada cinco compañías acepta el pago de un soborno para ganar o mantener un negocio


 

KPMG Estudio de fraude corporativo Latam 2010:

 

·México (75%) y Brasil (68%) presentan la incidencia más alta de fraudes en las empresas, de acuerdo con KMPG (2011).

 


Ernst & Young 11th Global Fraud Survey 2010

·       Latam es la última región en empresas con procesos claros para reportar fraude interno (17%).

·       En México sólo el 28% de las empresas llevan a cabo un estudio de las causas del fraude, menor al 48% a nivel global.

 


KPMG Estudio de fraude México 2010:

 

·De 2008 a 2010 se pasó de 60 a 77% en fraudes internos.

·Sólo el 30% de las empresas cuenta con un programa de prevención de fraudes.

·El defraudador más frecuente suele tener un puesto operativo, de entre 20 y 30 años, por un monto aproximado de $200,000 pesos mexicanos.

·El defraudador más nocivo suele ser de la Alta Dirección, de entre 35 a 50 años, por un monto aproximado de $3.3 millones de pesos mexicanos.

·El 15% de los fraudes fue cometido por miembros de la alta dirección, 54% por personal operativo y 31% por empleados de niveles gerenciales.

·El fraude interno más común es la malversación de activos (robo), con 43 %, pero la manipulación o falsificación de información financiera, aunque sólo representó 10 % de los ilícitos, provocó 70 %de las pérdidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 15 =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad