Economía:

  1. Home  »  Economía   »   El Buen Fin tendrá un impacto positivo sobre el consumo de los hogare

 

El Buen Fin tendrá un impacto positivo sobre el consumo de los hogare

Fecha: 17 de noviembre de 2012 | Autor:

– Las promociones de El Buen Fin tendrán un impacto positivo sobre el ingreso real de los consumidores

– Las empresas participantes podrán adquirir una mayor participación de mercado e incrementar sustancialmente sus ingresos

– Sin embargo, no esperamos un crecimiento importante en los niveles de producción y empleo con la segunda edición de El Buen Fin

 

¿Qué es El Buen Fin?

El Buen Fin es un programa implementado por el Gobierno Federal y por el sector privado donde se pretende simular el Black Friday de EE.UU. en el que durante el fin de semana posterior al día de Acción de Gracias los establecimientos comerciales ofrecen una serie de descuentos y promociones extraordinarias con el fin de incentivar el consumo. En México, este esquema tendrá lugar este fin de semana (16 – 19 de noviembre) y pretende impulsar tanto el consumo de los hogares como la producción de bienes y servicios. Con este fin, el sector público y algunas empresas del sector privado participaron en el programa adelantando parte de los aguinaldos otorgados a sus trabajadores.

De acuerdo a la página oficial del programa, en esta nueva edición participarán más de 280 mil negocios donde se incorporarán fuertes descuentos en la mayoría de sus productos. Los descuentos se realizarían en artículos como ropa y calzado, para el cuidado de la salud, papelería y libros, enseres domésticos, aparatos eléctricos, computadoras, vehículos de motor y artículos de ferretería y tlapalería.

 

Las promociones de El Buen Fin tendrán un impacto positivo sobre el ingreso real de los consumidores

En nuestra opinión, el impacto más inmediato sobre los consumidores esta sobre el aumento en el ingreso real. La simple caída en precios generará un incremento en el consumo de bienes, ya que el ingreso real de los consumidores aumenta. De hecho, los descuentos derivados de El Buen Fin provocan una importante caída del índice de precios en una temporada en la que los consumidores están interesados en que caigan. Como se puede apreciar en la Gráfica 1, en el año pasado se observó una deflación de 0.02% en el componente de mercancías no alimenticias durante la segunda quincena de noviembre. Cabe mencionar que en los últimos 8 años, solamente en los últimos dos años la variación quincenal fue negativa. Si bien la deflación observada en el mismo periodo del 2010 fue mayor a pesar de que El Buen Fin no se había implementado, cabe destacar que muy probablemente ésta se explicó por la apreciación que exhibió la divisa mexicana durante la segundo semestre del 2010. En cambio, en 2011—primer año en el que se implementó el programa en cuestión—la caída de 0.02% en los precios de las mercancías no alimenticias se dio a pesar de que la divisa mexicana se encontraba en niveles cercanos al USD/MXN 13.7 tras el anuncio de rebaja en la calificación de la deuda soberana de EE.UU. 

buen fin3

Dentro de las promociones contempladas, la banca mexicana también ha incorporado extender las compras realizadas con tarjeta de crédito a meses sin intereses. Si suponemos que la mayoría de las ventas de El Buen Fin se financiarán con crédito, también tendrá un efecto positivo sobre el ingreso de los consumidores.

A nivel macro, El Buen Fin no representa un cambio marginal en la estacionalidad del consumo, por lo que el consumo de bienes en noviembre no sustituirá del todo las compras navideñas en diciembre. De hecho, aunque en el año pasado si se observó un cambio en la estacionalidad de las ventas, este realmente fue marginal. Más aún, el crecimiento de las ventas al menudeo en el periodo noviembre diciembre de 2011 fue de 5.2% anual, mucho mayor al promedio de 2.5% observado en los últimos 10 años

buen fin4

De igual forma, la experiencia de EE.UU. muestra que aún cuando los minoristas reducen sustancialmente sus precios durante Black Friday, y el consumo aumenta considerablemente en la última semana de noviembre, los consumidores norteamericanos continúan manteniendo un ritmo fuerte de consumo durante el mes de diciembre. De hecho, la estacionalidad de las compras en EE.UU. está distribuida más en la semana anterior a las fechas navideñas que durante el Black Friday. Como se observó en el año pasado, en México el efecto agregado sobre el consumo que tendría El Buen Fin es que los consumidores reducirían sus niveles de ahorro durante noviembre para beneficiarse de las promociones generadas por este programa.

 buen fin5

Dado lo anterior, el efecto agregado sobre el consumo que tendrá la iniciativa de El Buen Fin en el 2012 es que los consumidores reducirían sus niveles de ahorro durante noviembre para beneficiarse de las promociones que generaría la implementación de un programa como este

 

Las empresas participantes podrían adquirir una mayor participación de mercado

La reducción en el precio de los productos por parte de las empresas tiene dos efectos positivos. El primero tiene que ver con el incremento en el flujo de ventas. Como mencionamos anteriormente, las empresas reducen los inventarios de productos que no necesariamente son los mismos que se venden en Navidad. Con ello, logran un mayor ingreso durante el mes de noviembre.

Además, las empresas que logren implementar con mayor éxito las promociones de El Buen Fin podrían lograr obtener una mayor participación de mercado. Este efecto creemos que fue  mayor durante el primer año de la implementación del programa, ya que varias empresas no pudieron llegar a un acuerdo con los proveedores para implementar descuentos en sus productos. Sin embargo, creemos que este efecto podría ser significativo en la segunda edición del programa (2012). Cabe recordar que el incremento en las ofertas por parte de algunos establecimientos comerciales (asumiendo que éstos tienen cierto poder de mercado) responde al deseo de incrementar su participación una vez que se observan señales de reactivación de la demanda. Esto implica que para las empresas que sí pudieron llevar a cabo la implementación de los descuentos, la baja de precios provoca que adquieran una mayor participación de mercado, ya que una cantidad mayor de consumidores adquiriría bienes en esos establecimientos.

 

El Buen Fin no tendrá un impacto sobre los niveles de producción en noviembre

Otro objetivo de la implementación del programa de El Buen Fin es incentivar mayores niveles de producción y empleo durante el cuarto trimestre del 2012. Analizando el comportamiento estacional de la producción de bienes manufactureros, se puede apreciar que gran parte del proceso productivo se lleva a cabo durante octubre y noviembre. Con ello, los minoristas cuentan con los inventarios suficientes para poder cubrir la demanda por productos en diciembre, reduciendo la producción de bienes durante diciembre.

En este contexto, El Buen Fin podría tener un impacto sobre los niveles de producción durante el cuarto trimestre (en particular sobre el mes de diciembre) solo si los inventarios de los minoristas presentaron una fuerte reducción durante el tercer trimestre del año. Con ello, los niveles de producción y empleo tendrían que aumentar durante el último trimestre del año para que los establecimientos comerciales puedan recuperar parte de los inventarios en vísperas de las fiestas navideñas.

Hasta ahora, nuestro indicador de inventarios muestra que los inventarios de los minoristas presentaron un ligero incremento durante el tercer trimestre del año, por lo que es muy probable que con la implementación de El Buen Fin sólo se reduzcan los inventarios de los minoristas. Así no veríamos un incremento importante tanto en los niveles de producción como en el empleo.

buen fin6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + diecisiete =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad