Economía:

  1. Home  »  Economía   »   INEGI cambiará metodología para medir inflación

 

INEGI cambiará metodología para medir inflación

Fecha: 15 de febrero de 2013 | Autor:

– INEGI anunciará mañana cambios en la metodología para el cálculo del INPC

– De acuerdo al INEGI, el principal objetivo de este cambio es mejorar la medición de precios:


  1. 1.Utilizando una canasta de mercancías más representativa que permita reflejar los actuales patrones de consumo;
  2. 2.Reducir el sesgo de estimación derivado de utilizar ponderaciones no actualizadas y mayor precisión en la medición de los cambios en los precios;
  3. 3.Incorporar cambios en la metodología


– Los cambios en la metodología del INPC se llevarán a cabo a partir del dato de la primera quincena de abril. En nuestra opinión, este podría ser otro argumento a favor de una “corrección estructural” por parte de Banxico con un recorte de una sola vez a la tasa de fondeo el próximo 8 de marzo, con el fin de aislar dicha acción de los posibles efectos derivados del cambio que hará el INEGI

– Consideramos que la inflación podría ajustarse ligeramente al alza bajo el nuevo cálculo, aunque dicho incremento definitivamente no reflejará presiones inflacionarias estructurales

– En particular, nos preocupa el efecto del descenso en el peso de las tarifas eléctricas, que podrían afectar la inflación de corto plazo dada la estacionalidad que observan en abril-mayo y en octubre-noviembre

– Como resultado, la inflación anual se mantendrá dentro del rango de variabilidad establecido por Banxico durante el año, terminando 2013 en niveles de alrededor de 3.9% anual

– Dado que no vemos presiones inflacionarias por el lado de la demanda, en un contexto de una expansión significativa de la liquidez a nivel global, particularmente proveniente de economías avanzadas—de las que México será uno de sus beneficiarios vía inversiones en cartera—y considerando nuestra percepción de que la Junta de Gobierno de Banxico está dispuesta a recortar la tasa de fondeo, pensamos que la autoridad monetaria podría bajar entre 50 a 75pbs en su próxima reunión del 8 de marzo

 

El INEGI anunciará mañana un cambio en la metodología de cálculo del INPC. Dicho cambio en la metodología tendrá los siguientes tres objetivos:

  1. 1.Tener una canasta más representativa de mercancías que reflejen los actuales patrones deLas ponderaciones del índice actual están basadas en los resultados de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares 2008 (ENIGH 2008). Sin embargo, el INEGI pretende modificar los ponderadores del INPC de acuerdo a los resultados de la ENIGH 2010. Es importante destacar que al comparar los resultados de ambas encuestas se encuentran ciertas diferencias como resultado de una mejoría en la metodología de medición de la encuesta
  1. 2.Se reducirá el sesgo de estimación derivado de utilizar ponderaciones anteriores y se incrementará la precisión para medir los cambios en losAl utilizar ponderaciones no actualizadas se podría sesgar la medición de los precios. De esta forma cada 4 años se revisarán los ponderadores del INPC.
  1. 3.Se incorporará un cambio en la metodología de medición delComo mencionamos anteriormente, los cambios en la metodología de medición se implementarán periódicamente. De igual forma, con el fin de mantener una serie continua del INPC asociando los números índices basados en la nueva canasta de bienes y servicios con los de la canasta actual, el índice calculado con las nuevas ponderaciones será empalmado durante una quincena y con este período de superposición se vincularán ambas series a través de un “factor de encadenamiento” sin modificar el periodo de referencia de los precios. La canasta de genéricos se mantendrá en 283.


Principales cambios en los ponderadores. Las principales modificaciones vienen como resultado de: (1) cómo los datos son compilados (ejemplo: la obtención de información sobre las tarifas eléctricas a través de pedir la factura de la luz); (2) la introducción de nuevas formas de pago (por ejemplo, los paquetes de televisión por Internet o cable o adquisición de automóviles a través del crédito); y (3) la reasignación de los gastos en los lugares donde no hay elemento genérico (por ejemplo, en las ciudades sin servicio de metro, este desembolso se aplica al transporte urbano). Como resultado, no hubo cambios significativos en algún índice genérico, tal como se muestra en las siguientes tablas.

 Inegifeb

En nuestra opinión, la nueva metodología supone un riesgo al alza para la inflación. De acuerdo con las cifras preliminares, hay algunos elementos importantes que tienen cambios significativos en su peso dentro del índice y que eventualmente podrían trasladarse a una mayor inflación. Entre los artículos que aumentaron de peso están los servicios de telefonía móvil (de 1.45% a 2.16%), junto con los trámites vehiculares (+0.7%), como se muestra en la siguiente tabla (a la izquierda). En el primer caso, creemos que podría haber cierta reversión en los descuentos en los servicios de telefonía móvil aplicados el año pasado; mientras que en términos de trámites vehiculares, algunas entidades federativas están reintroduciendo el cobro de la tenencia lo que también podría presionar al INPC en los próximos meses.

En cuanto a los productos con un menor peso en el INPC, nos preocupa la disminución en el ponderador de las tarifas eléctricas. Como se muestra en la tabla de abajo (derecha) el peso de este genérico desciende de 3.56% a 1.95%-como resultado en la forma en que se calcula ahora este dato, que es mediante la revisión del recibo que presenta el informante—lo que eventualmente podría distorsionar los precios. En este caso, la estacionalidad presentada por este genérico resulta relevante dad la aplicación (remoción) de los descuentos a las tarifas de verano, que normalmente impactan a la baja la inflación en abril-mayo—y al alza en octubre-noviembre. En este contexto, si los cambios tienen lugar a partir de la primera quincena de abril, la base de comparación podría tornarse más baja con la inflación anual regresando a niveles por encima de 4% anual (sin el cambio de metodología estimábamos una tasa de 4% en abril).

 Inegifeb2

Sin embargo, estos aumentos no reflejan las presiones estructurales. No creemos que las modificaciones comentadas anteriormente se reflejarán en presiones estructurales sobre la inflación. De hecho, creemos que la inflación se mantendrá bajo control y cerrara este año en 3.9% anual. En términos de política monetaria, creemos que el Informe Trimestral sobre la Inflación de Banxico  reafirma nuestra convicción de un recorte de tasas en la próxima reunión de política monetaria (8 de marzo). En este contexto, cabe recordar que la autoridad monetaria espera una tendencia de baja en la inflación seguida de una consolidación entre 3.0 – 3.5% en 2013. Además, estiman que la recuperación económica mundial sigue siendo frágil, lo que daría lugar a condiciones monetarias relativas más restrictivas en la medida en que las economías desarrolladas continúen ampliando el estímulo monetario. En este contexto, percibimos el tono del Reporte Trimestral sobre Inflación como una confirmación de que la junta decida recortar la tasa de referencia en 50 a 75bps en la próxima reunión. En este contexto, aunque estos cambios no deberían intervenir en el proceso de decisiones de la Junta de Gobierno de Banxico—dado que sólo son metodológicos—pensamos que si la autoridad monetaria quiere hacer una “corrección estructural” de una sola vez, podría ser mejor que la hiciera el próximo 8 de marzo con el fin de aislar cualquier contaminación de corto plazo que pudiera darse sobre la inflación como resultado den los cambios de metodología. Adicionalmente, tomando este tipo de medida en marzo, todavía se estaría lejos de la posibilidad de que las autoridades monetaria en países avanzados empiecen a adoptar un tono hawkish, con lo que el tono en México se tendría también que revertir (al fin y al cabo, México todavía es una economía pequeña y abierta).

– Los cambios en la metodología del INPC se llevarán a cabo a partir del dato de la primera quincena de abril. En nuestra opinión, este podría ser otro argumento a favor de una “corrección estructural” por parte de Banxico con un recorte de una sola vez a la tasa de fondeo el próximo 8 de marzo, con el fin de aislar dicha acción de los posibles efectos derivados del cambio que hará el INEGI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − cuatro =

 

 

 

Frase del día

  • El presidente López Obrador aclaró que el gobierno federal no tiene intención de nacionalizar la explotación del litio

 

 

Accesibilidad